No hay cargos contra los pobladores de Buenos Aires

El pasado lunes, 23 de agosto, se realizó la audiencia del juicio por paralización de servicios, donde se ratificó la libertad para los cuatro defensores de la Naturaleza que fueron detenidos de forma arbitraria la madrugada del 3 de agosto, cuando se realizó el ingreso de la empresa minera Hanrine a la concesión ‘Imba 1’ en la parroquia La Merced de Buenos Aires, en contra de la voluntad de los pobladores y mediante el uso progresivo de la fuerza por parte de la Policía Nacional.

Yuli Tenorio, abogada defensora del pueblo de Buenos Aires, señaló que “la Fiscalía se abstuvo de formular cargos porque exclusivamente se demostró que los pobladores estaban en el ejercicio de un derecho constitucional, en tutela efectiva de los derechos de la Naturaleza”.

Tenorio indicó que la Fiscalía presentó ante el Juez competente elementos de convicción y descargo para justificar que la conducta de los cuatro defensores: Juan Ruano, Orlando Caicedo, Jesús Enríquez y Pablo Ponce “no se aduce a ningún tipo penal”, ya que “no es posible que cuatro personas hayan podido paralizar el servicio público”.

Lucía Chicaiza, moradora de Buenos Aires, señaló que el pueblo está “preocupado y nervioso” porque el Estado no ha garantizado ninguna seguridad para ellos. “El Estado no nos ha respetado, vulnera nuestros derechos mandando a la Policía Nacional a atacarnos, cuando nosotros solo defendemos nuestro territorio para vivir en paz”, dijo.

Aseguran que continuarán ejerciendo su derecho a la resistencia pacífica.