No haga humo su vida

Nuestra sociedad vive al apuro y en medio de situaciones que preocupan cada vez más. Sin embargo, millones de personas en el mundo afirman que fumar es una manera de tranquilizarse y de enfrentar con calma las circunstancias adversas.

Lastimosamente, quienes sostienen esa premisa están totalmente  equivocados porque el cigarrillo, en lugar de resolver los problemas, lo profundizan. En este 31 de mayo, día dedicado a la lucha contra el tabaquismo, debemos estar conscientes que la utilización del cigarrillo mata y crea más adicción. Cada año la Organización Mundial de la Salud señala los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud. El consumo de tabaco es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos. La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. Según la OMS, al año fallecen en el mundo cuatro millones de personas por culpa del tabaco. Para la década del 2020 o 2030, el número de víctimas relacionadas con el tabaquismo -que podrían evitarse- alcanzará los diez millones de muertes al año. Por favor, haga que su vida no se convierta en humo.