No al trabajo infantil

Hoy es otro día de esos que nos llevan a la reflexión. Hoy es el Día Mundial en contra del trabajo infantil. Sin embargo, pese a lo especial de esta celebración, vemos a niños y niñas que siguen trabajando y no solo eso, sino que están enmarcados en un proceso repudiable de utilización y de explotación.

Con motivo del Día Mundial contra el trabajo infantil, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó de que en Ecuador hay cerca de 370 mil niños trabajadores, lo que representa un 13% de la población entre 5 y 17 años. La especialista de protección de Unicef en Ecuador, Berenice Cordero, manifestó a Efe que la mayoría de los menores está empleado en el sector agrícola, ayudando a la familia, pero también en otras actividades peligrosas en las que la ley prohíbe que trabajen niños, como en los mataderos, la minería o la construcción. Es verdad y de esta realidad no se escapan las niñas y los niños de la zona norte del país. Vemos en el campo y en la ciudad a niños explotados física y económicamente, se les dar trabajos “fáciles”, aparentemente, pero sin paga y muchas veces son utilizados por sus propios padres. El abuso debe ser frenado y castigado, sin olvidar que las niñas y los niños deben ser protegidos por el Estado a través de los mandatos que están estipulados en la Constitución.