No afectará economía

El programa para reemplazar las cocinas de gas por cocinas de inducción arrancó ayer, y el Presidente Rafael

Correa ratificó la importancia de este proyecto para el país, informó El Ciudadano.

 

PROGRAMA. Durante su entrevista en Bucay, el primer Mandatario sostuvo que en la primera parte del programa se colocarán en el mercado 3.000 cocinas de inducción. Estos aparatos de alta tecnología no representarán un gasto adicional para los hogares.
La razón, según explicó el jefe de Estado, es el subsidio que entregará el Gobierno para las familias que usen este electrodoméstico. Esta ayuda estará reflejada en las planillas mensuales de energía eléctrica.

USO. El uso de cocinas de inducción es parte del cambio de matriz energética que se propone el Gobierno, gracias a la construcción de ocho centrales hidroeléctricas que estarán listas hasta el 2017. La intención es terminar con el uso de combustibles derivados de petróleo para la generación de energía eléctrica y del Gas Licuado de Petróleo para las cocinas familiares.
El Presidente Correa destacó que el uso de cocinas de inducción será seguro, ayudará a cuidar a la naturaleza y ahorrarán al Estado 800 millones de dólares anuales.
También recalcó que el cambio de cocinas de GLP será paulatino y que los hogares que sigan usando las bombonas de gas seguirán recibiendo ese combustible subsidiado.