#NiUnaMenos, la lucha continúa con impotencia

Ibarra. El pasado martes 3 de julio, durante una intervención con los medios de comunicación, el ministro del Interior Mauro Toscanini señaló que el secuestro de la menor, que se produjo en un centro educativo de Cascales, provincia de Sucumbíos, se habría producido “en el entorno familiar” y que “el presunto secuestrador tendría una relación cercana con la menor y su familia”, insinuando que la niña era pareja de su victimario.

Preocupación. Las palabras causaron gran indignación en redes sociales y el enojo llegó hasta los colectivos que luchan contra la violencia de la mujer en la provincia de Imbabura.

Las dirigentes aseguraron que la autoridad intentó minimizar un caso de abuso sexual de un adulto contra una menor de edad y el secuestro que ha conmocionado al país.

Los diferentes grupos llevaron a la Gobernación de Imbabura ayer, y luego de realizar un plantón con pancartas, afiches y megáfonos en el exterior, se reunieron con Marisol Peñafiel, titular de esta entidad, para entregarle un pronunciamiento rechazando categóricamente las declaraciones de Toscanini y exigiendo celeridad en los procesos de búsqueda, investigación y respuesta en los casos de desapariciones de personas y en los expedientes en dónde se investiga actos de violencia en contra de la mujer.

Reclamo. Paola Valenzuela, en representación de los colectivos, señaló que llegaron para entregarle el pronunciamiento donde se plasma la preocupación que tienen las mujeres a nivel nacional y en la provincia.

Por su parte, Angie Barre, de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, señaló que las violaciones dentro de las unidades educativas es algo que les afecta.

“Muchas de nuestras niñas han sido violadas y acosadas por maestros sin ética y muchos de estos casos han quedado en la impunidad. Queremos denunciar la negligencia de los funcionarios de justicia”, aseguró.

La gobernadora mencionó que le parecen desatinadas las declaraciones del ministro y hay un solo nombre para ese hecho: violación.

“No podemos retroceder en la lucha a favor de las mujeres, el ministro ha ofrecido sus disculpas, pero no es suficiente”, aseguró la autoridad provincial.

Las mujeres imbabureñas se declararon en resistencia ante los hechos que están en la impunidad.
La gobernadora Marisol Peñafiel (i), recibió el manifiesto y se comprometió a entregarlo a las autoridades nacionales.
Mujeres y jóvenes de todos los sectores de la provincia fueron parte de la reunión realizada en la Gobernación de Imbabura.