Niña sigue recibiendo tratamiento

altOtavalo. Mientras la niña de nueve años que fue violada el pasado martes sigue hospitaliza por la brutalidad de los hechos, las autoridades piden  que se de mayor atención a los hijos, pues los casos de violaciones en su mayoría se dan por conocidos o familiares.

  Decepción. La niña que fue violada por un joven de 19 años recibe todas las atenciones médicas en el Hospital San Luis de Otavalo, igualmente sus familiares serán ayudados psicológicamente, sin embargo a decir de los familiares esto jamás podrá ser superado.
Igualmente el hecho es repudiado por la comunidad y en sí por la ciudadanía.

“Es algo tremendo, esas personas que cometen esos delitos no deberían estar vivos, creo que la comunidad mismo debía encargarse de castigarlo duramente“, explicó Rosa P, moradora.

 Prevención . El proceso legal del caso continúa, actualmente el acusado está con la boleta de detención preventiva.
El Mayor Edwin Cando, jefe del servicio Rural de Imbabura, recomendó a los padres de familia que se debería entablar más diálogos con los hijos sobre esta clase de problemas sexuales.
Igualmente que se esté más pendiente de las actitudes de los hijos, en especial en los sectores rurales, pues en la mayoría los casos de violación se dan por parte de los familiares o allegados.
“Sin embargo a veces esa situación se queda en la impunidad, no se pone la denuncia por temor y eso no debería ser así, pues se tiene que informar a la Policía para dar con los responsables, caso contrario los delincuentes o violadores siguen haciendo de las suyas muchas veces en la misma comunidad o en otras de la provincia”.
Se conoció que cuando un menor es producto de violación o de maltrato cambia notablemente su comportamiento, en muchos casos se vuelven más violentos o en otros muy tímidos, además comienzan a mostrar actitudes ajenas a su edad.
Por lo tanto se recalcó la importancia de estar atentos a los comportamientos de los hijos.