Niña necesita medicación urgente y su familia no tiene los recursos

Ibarra. La historia se complicó más para la señora Carmen Narváez, cuando un ciudadano abusando de su confianza le sacó prestado alrededor de 10 mil dólares y que luego nunca le devolvió ese dinero, así lo cuenta su hija Estefanía Villarreal, de 21 años, quien asegura que su familia al momento no dispone de los recursos suficientes para comprar el medicamento que su pequeña hermana Nathaly Karelys, lo necesita. El medicamento se llama Levetiracetam Keppra (jarabe) pero por la falta de recursos ya son más de 3 meses que la pequeña no toma la medicación.

A Karelys en primera instancia le diagnosticaron discapacidad intelectual, pero luego dijeron que tenía epilepsia cerebral interna degenerativa.

Su realidad. “Mi hermana por el problema en su salud hasta ahora no puede leer ni escribir. A ella le diagnosticaron epilepsia cerebral interna degenerativa, entonces ella necesita tomar un medicamento, este es un jarabe que se llama Levetiracetam Keppra pero que no tenemos recursos para adquirirlo”, dijo Estefanía, hermana de la menor.

Se conoció que la pequeña necesita por lo menos dos jarabes al mes y de la estafa que fue víctima su madre ya ha pasado un año.

La medicación ayuda a la menor para que no le dé “descargas” en el cerebro.

“La epilepsia de mi hermana es interna, es decir cuando ella duerme recibe esas descargas. Cuando ella trata de explicar algo, se pone nerviosa, no habla o blanquea los ojos. Ella se pone en un punto como para desesperarse. Los médicos en algún momento dijeron que la epilepsia se estaba moviendo por toda su cabecita. En la casa el único que trabaja es mi papá, pero el gana el sueldo básico y no nos alcanza. Mi mamá realiza trabajos de fomix y eso solo nos ayuda como para las colaciones de mis hermanos nada más. Yo me he dedicado a cuidar a mi hermana y por eso no pude ir a la universidad”, dijo Estefanía.

Han realizado colectas. Hace tres meses la familia de Karelys realizó una actividad de pollos solidarios, esto con la finalidad de sacar fondos que permitan a Karelys recibir atención médica con un profesional en la ciudad de Quito. En ese momento el médico le dijo que Karelys habría estado recibiendo descargas más de lo normal, y eso dijo que sucedía porque no le hemos dado la medicación y reitero no le damos por la falta de dinero.

Hemos pedido ayuda al programa de Las Manuelas, que nos ayuden, igual pedimos el bono para las personas con discapacidad, pero dijeron que no, que mi hermana tiene que tener más del 65% de discapacidad, ella tiene al momento del 55%, hemos luchado tanto para que se le haga la recalificación pero no nos dan ninguna esperanza”, dijo Estefanía.

Estefanía Villarreal observa con su hermana Karelys los exámenes médicos que se le han realizado.
La señora Carmen Narváez junto sus hijas, entre ellas, Karelys (d), quien necesita ayuda para porder comprar su medicación.