Negocios de Otavalo se aseguran

p7f1

OTAVALO. Más de cuarenta locales comerciales fueron visitados ayer por miembros de la Policía nacional, los mismos que informaban a propietarios y empleados acerca del uso del botón de pánico.

Centros comerciales. Jhon Caiza, empleado de un local comercial de la calle Sucre, centro de la ciudad, ha visto cómo delincuentes hacen de las suyas en locales comerciales del sector. Él asegura que al presenciar estos hechos ha llamado a la policía en varias ocasiones y ‘muchas veces es difícil conectarse con el 101 y se demoran mucho en llegar’, dice Caiza.

Zona de seguridad. La UPC Punyaro ubicada al sur de la ciudad es la encargada de velar por la seguridad de este sector. Los locales comerciales que se encuentran desde la calle Piedrahita al sur hasta el redondel de los danzantes al norte, están bajo la responsabilidad de la Policía comunitaria de Punyaro.

Socialización. ‘Estamos socializando con propietarios y empleados sobre el uso del botón de pánico y, además, los locales que no están registrados en la UPC Punyaro, estamos procediendo a su registro’, explicó Roberto Sánchez, cabo de la policía.

Habitantes. Mercedes Camuendo, habitante de sector, dice que es necesario que este sistema de seguridad se aplique también a los hogares del sector. ‘Por el momento no tenemos acceso al botón de pánico pero sería bueno que a los moradores del centro de la ciudad también nos tomen en cuenta en este proyecto de seguridad’, dice la habitante.

Tiempo de reacción. ‘El proyecto, en un principio, se aplicará en todos los locales comerciales del sector’, dice Sánchez. Según el oficial de policía con este sistema se garantiza una acción efectiva, ‘entre cinco a diez minutos es el tiempo de respuesta después de activarse el botón de pánico’.