Necesitas cinco comidas al día para adelgazar

Ibarra. Aprender a comer lo necesario y de manera equilibrada es vital para conseguir el peso que queremos y mantenerlo.

Es la única dieta que podremos mantener de por vida con un nivel de energía óptimo para nosotros.

Puede sonar evidente pero no lo es tanto. La mayoría de las personas no saben qué es lo necesario.

Comer más seguido. La nutricionista Andrea Valen-zuela dice que más que hacer 5 comidas al día, realmente lo ideal es comer cada 3 o 4 horas, ya que dependiendo de las horas de sueño, puede que solo necesitemos cuatro comidas o, por el contrario, cinco hasta seis.

“El objetivo es comer más veces, pero menos cantidad, y así activar el metabolismo para quemar más. De esta manera, podríamos controlar o prevenir el sobrepeso u obesidad por varios motivos”, señaló.

El famoso “picoteo”. El problema de estar muchas horas sin comer es que empezamos a cubrir nuestras necesidades energéticas comiendo a destiempo y, por supuesto, alimentos que no debemos, como los ricos en grasas y azúcares. Al realizar 5 comidas, no tendríamos esa necesidad de picotear porque llegaríamos a la siguiente comida sin mucho apetito, y comeríamos alimentos realmente saludables.

Ansiedad. Comer cada mucho tiempo provoca que nuestra glucemia, azúcar en sangre, disminuya (motivo también que hace que caigamos en el picoteo), porque realmente nuestro cuerpo nos está pidiendo con urgencia energía, arrastrándonos a un estado de ansiedad que acaba convirtiéndose en rutina.

Si a esto le sumamos los problemas en el trabajo, en casa, etcétera, puede llegar a ser un círculo difícil de romper. Por ello, es muy importante mantener los niveles de azúcar constantes y eso se consigue comiendo cada 3-4 horas.

Alimentos diarios. Por otro lado, si hacemos las 5 comidas al día, podemos alcanzar las recomendaciones diarias de cada grupo de alimentos según la pirámide nutricional. Si no, es muy difícil aportar en solo 3 comidas lo que deberíamos ingerir en cinco.

La especialista habla de:

*4-8 raciones de féculas o cereales al día.

*2-4 lácteos al día.

*5 raciones de frutas y verduras al día.

*2-3 raciones de proteína al día (carne, pescado, huevo).

Energía para el ejercicio. Si practicamos ejercicio, comer cada 3-4 horas es importantísimo por dos motivos. La primera razón es que necesitamos energía y, en caso de realizar deporte con los niveles de azúcar bajos, puede dar lugar a la disminución del rendimiento y a la aparición de la fatiga.

Y segundo: si no tenemos reservas, nuestro organismo utilizaría proteína del músculo, dando lugar a pérdida de masa muscular y otras múltiples consecuencias como son, por ejemplo, las comunes pero temibles lesiones.

Toma en cuenta. La clave para perder peso (o más bien grasa corporal) es generar un balance energético negativo. Es decir, consumir, de forma controlada, menos calorías de las que quemamos, y que dichas calorías provengan de alimentos de “calidad” nutricional. Eso sí, si exponemos a nuestro cuerpo a una restricción calórica excesiva puede tener efectos negativos: decaimiento y el conocido efecto rebote (nuestro cuerpo se defiende de la falta de energía asimilándola en forma de grasa).

La guía de un nutricionista es importante porque cada persona tiene necesidades diferentes y por lo tanto una alimentación distinta.
La recomendación es comer más, en porciones pequeñas, pero nunca comida chatarra.
Comiendo alimentos nutritivos verás que podrás lograr tu peso ideal sin efecto “rebote”.