Necesita una cirugía urgente, pide ayuda

Ibarra. Es una familia humilde que vive en el sector de El Limonal, perteneciente a la parroquia La Carolina, vía a San Lorenzo.

Segundo Aníbal Marcillo necesita urgente una cirugía, mientras su esposa María Castro, quien también tiene el 50% de discapacidad desespera. Piden ayuda a las autoridades de salud.

Segundo se dedicaba a labores del campo, esa era su única fuente de ingresos, pero ahora ya no puede trabajar y su salud se complica cada día más.

Testimonio. “Mi esposo necesita una operación del corazón, es una arteria que le está afectando y la que en cualquier momento puede ser fulminante para su vida. Para el 28 del mes anterior estaba previsto la cirugía, pero no le realizaron en una clínica privada, ya que dicen que el Gobierno les adeuda de los convenios que tienen y a mi esposo le dejaron ahí, como si nada y su vida depende de esa cirugía. Tampoco está tomando medicamentos y eso me preocupa”, dijo Mariana Castro, esposa del ciudadano.

¿No hay convenio? “En primera instancia la operación le tenían que realizar en una clínica de Ibarra, pero allí nos dijeron que no le podían hacer por cuanto los implementos estaban en mantenimiento. Luego nos dijeron que le enviaban a una clínica particular de Quito, claro todo en convenio con el Estado, es así que el 27 del mes que pasó teníamos que internarle, porque le iban hacer la cirugía, pero justo el día en que le internamos llaman de Quito y le dicen al médico de acá de Ibarra que no podían hacerle la cirugía debido a que el Estado no había pagado los rubros.

“No tenemos recursos”

“Las recetas de mi esposo son caras, y nosotros no tenemos ni para comer, es por eso que esperamos que las autoridades de salud a través de los convenios nos ayuden. En la última clínica en Quito que debía realizarse la operación, allí nos ayudaban con todo, solo los exámenes ya nos ayudaban a realizarle acá en Ibarra, pero finalmente nos dejaron sin ninguna esperanza”, dijo la ciudadana.