Nazaneen Flores, reina del Yamor 2014, agradece el apoyo de Otavalo

reina-yamor-2014Las experiencias que vivió en las comunidades marcaron su vida. Mónica Nazaneen Flores Álvarez, visitó comunidades rurales y recibió como agradecimiento, desde una deliciosa comida casera hasta una gallina viva.

APOYO
En su período como Reina del Yamor, todos los días se sintió querida y apoyada por su familia, autoridades municipales y otavaleños, muchas personas mientras paseaba, caminaba o conducía en el Valle del Amanecer, la saludan con respeto y admiración.
“Agradezco a mis hermanos otavaleños por el cariño que me brindaron este año”, dijo la soberana saliente y mencionó que se enfocó en ayudar a niños, jóvenes y adultos mayores, quienes ganaron su corazón en las visitas a las parroquias rurales y urbanas del cantón.
“En todas las actividades que realicé, pensando ayudar a las personas necesitadas de mi ciudad, quien aprendió más fui yo, sus experiencias, humildad, respeto y amor a su identidad, son valores que me enseñaron mis padres, pero en ellos los vi reflejados a su máxima expresión”, manifestó Nazaneen.
Las obras sociales realizadas se pudieron ejecutar gracias a la solidaridad de instituciones públicas y privadas que aportaron a su gestión, pero quienes más apoyaron económica y moralmente a Nazaneen fueron sus padres, “agradezco a mis papás por ser el soporte de mi vida, los valores y principios que me enseñaron me permitieron vivir mi tarea con mucha humildad”,
En sus visitas a las comunidades y barrios del Cantón, los ciudadanos la recibieron de formas inesperadas, llevaba juguetes, caramelos, ropa, entre otros regalos y regresaba con huevos, cuyes o gallinas que en ocasiones estaban preparados a la sazón casera otavaleña o en el caso de los animales, a veces estaban vivos.

FUTURO
Sus planes desde hoy son continuar con la carrera de Derecho en la Universidad de Otavalo, actualmente cursa el quinto semestre y según dijo después de esta experiencia ya no será lo mismo, sus conocimientos y su futura profesión se enfocarán en la sociedad otavaleña. Con voz firme mencionó, “quiero defender los derechos de las personas más vulnerables y necesitadas de nuestra sociedad”.
Su experiencia como reina del Yamor finalizó, pero continuará realizando labor social y comunitaria, además en su tiempo libre visitará, haciendo turismo rural y comunitario, las diferentes parroquias rurales, para conocer algunos lugares del cantón a los que no pudo llegar.