Nadie tumba al Valle del Chota en su fortín

altIbarra. El Valle del Chota es imparable en su casa. Eso se reflejó ayer una vez más cuando recibió en el estadio Olímpico de Ibarra al Deportivo Quevedo.

El marcador fue de uno por cero en favor de los locales. Ahora los jugadores del elenco choteño piensa en robar puntos fuera de su cuartel general.

 Campaña perfecta de local. Desde la segunda fecha cuando el Valle del Chota recibió al Atlético Audaz en el Olímpico y lo derrotó, el estadio de Ibarra se convirtió en un verdadero fortín.

En la cuarta fecha el panorama fue igual. El Macará intentó romper esa campaña pero también cayó. En la sexta y octava jornada los triunfos se repitieron. Esta vez ante la UT de Cotopaxci y el Deportivo Quevedo. El Valle del Chota aún no conoce la derrota de local.

 Desarrollo del encuentro. Las órdenes que impartió el técnico del Valle del Chota Luis Espinel a sus pupilos se cumplieron al pie de la letra.  La idea fue desgastar al rival. Eso se cumplió. A los 31 minutos del primer tiempo Ringo Palacios del Valle, aprovechó un lanzamiento de tiro de esquina que llegó al corazón del área, en donde puso con la cabeza el gol al fondo de las redes.

Después de ese tanto el Deportivo Quevedo intentó reaccionar pero se topó con una defensa sólida. En la segunda mitad el panorama no cambió. Inclusive Marlon Rodríguez estuvo a punto de concretar el segundo tanto pero el horizontal negó que el goleador festeje. Con esa victoria el Valle del Chota visitará la próxima semana a la Liga de Portoviejo.