Mushuk Nina

El día de mañana, marzo 21, se celebra el equinoccio de primavera, para el pueblo kitu kara y para los pueblos ancestrales del norte es el “Mushuk Nina” o año nuevo andino, porque es el principio origen del “wata”, año solar, que al completar los 365 días se hace un nudo-circulo en lo cósmico.

Estoy sorprendido, vía internet, me ha llegado muchas invitaciones para participar de distintas celebraciones que se hacen en Quito: Katekilla, Panesillo, Kochaski, Ichimbia, etc., para recibir el año nuevo andino.

En Imbabura, Otavalo, comunidades del pueblo Pasto, están realizando celebraciones por este hecho de trascendencia para quienes vivimos y sentimos lo andino.

Los pueblos kichwas este año, reivindicamos el décimo Pachakutik o quinto Sol, establecido por los saberes ancestrales, esta lógica es distinta a la del calendario gregoriano occidental que vive el año 2013 d.c. Aquí, mi sentir y necesidad de investigar más la historicidad y origen de nuestros conocimientos ancestrales que aún persisten, sobre todo en vestigios y hechos concretos, que debemos potencializarlos para valorarlos y utilizarlos en todo sentido. Esta es una tarea emergente para el Estado Plurinacional ecuatoriano. El conocimiento y los saberes están ahí, en estos años se está fortaleciendo el Mushuk Nina, mañana se potencializará el Kapak Ñan, se habrá descifrado la ciencia de la Chakana, entrará en función la tetralogía frente a la trilogía, se iniciará el tejido del Mushun Ñan con la construcción de los antiguos círculos de sabiduría que permiten la toma de decisiones en armonía y equilibrio entre todos los seres de la creación, con el fin de consolidar el Sumak Kawsay en todos los pueblos. El Mushuk Nina o fuego nuevo es solo un paso de inicio que nos llevará al cosmos.

 Germán Muenala V.

muenalag@mail.com