Municipios y salud

enrique aguilarEl  Presidente Correa  ha declarado su interés de reformar la Constitución, concretamente en lo que se refiere a salud, sobre la relación de ésta  con los municipios. La Constitución del 2008 ha centralizado las acciones de Salud Pública y deja poco margen para la acción municipal en este campo.

  Creemos que lo ideal es que se pueda balancear ambas participaciones, la central en el aspecto de políticas de Salud Pública y sus  presupuestos, y la municipal en lo referente a la intervención comunitaria en la planificación de acciones locales, anualmente. Para ello es necesario que haya en cada municipio por lo menos un concejal encargado de salud, mejor, si  el mismo es un médico o profesional de salud, a quien si no lo tiene, debería dársele capacitación en aspectos relacionados con la salud pública. Nada puede reemplazar al criterio local y a la sabiduría popular en cuanto a sus necesidades y esto tiene especial importancia en la defensa de la salud del pueblo. Desde las prioridades nutricionales locales hasta el ejercicio de la medicina tradicional deben ser incorporados en esta planificación, que debe partir de cada uno de los distritos de salud, e ir incorporando también el criterio técnico y académico de quienes dirigen Centros de Salud y Hospitales Provinciales y Zonales. Así  planificaciones que han tenido poco éxito desde el nivel central, como por ejemplo campañas contra el uso indebido de drogas y alcohol, pueden tener el matiz local que seguramente les dará mayor consistencia y confiabilidad. Los procesos de educación para la salud se podrán efectuar en el idioma local y por lo tanto tendrán mayor cobertura y serán más efectivos. En fin, el incorporar los criterios de las personas que integran el conglomerado de un municipio será   una verdadera revolución en la salud pública, experiencias de otros países lo avalan.

 

Dr. Enrique Aguilar Zambrano

      neaguilarz@hotmail.com