Municipio respondió las demandas de moradores del barrio Simón Bolívar

Ibarra. Moradores del barrio Simón Bolívar (Caranqui) reclamaron ayer, pues dicen que la Municipalidad no ha cumplido con obras.

Eva Sánchez, vicepresidenta del barrio, precisó que está pendiente la reconstrucción del Consejo Parroquial, la adquisición de juegos infantiles, adoquinados de las calles Huiraco-cha, Huayna Falcón y Ge-neral Miji.

Afirma que también está pendiente un polideportivo en la plaza de toros La Candelaria. “Nos informan que esa propiedad será vendida para pagar deudas”, acotó.

Respuestas. La directora de Obras Públicas del Municipio, Nancy Lima, puntualizó que en la calle Huayna Falcón existió un problema de afectación en el ensanchamiento de vía, por una franja que correspondía al sector del taxismo y otra, al Seguro. El 18 de octubre, el Concejo , a través de una resolución, determinó los anchos afectados y de esta manera se solucionó el hecho técnica y legalmente. Se procederá a determinar el presupuesto, perfil y los requerimientos de ley para ejecutar el adoquinado en el sector.

En el caso de la Huiracocha y General Miji se firmó un convenio de cooperación con los moradores, “entre los últimos establecidos, y, según el cronograma, se estableció la ejecución para enero de 2019”. Sin embargo, Nancy Lima asegura que conversó con moradores a quienes solicitó que acudan al Municipio para considerar si la obra se puede adelantar para mediados o fines de noviembre, siempre y cuando los habitantes cumplan con los requerimientos establecidos en el convenio, entre los que consta que deben adquirir el adoquín, de esta manera, los vecinos no pagarán la contribución de mejoras.

La asesora técnica de la Alcaldía de Ibarra, Jenny Muenala, aseguró que la Plaza de Toros La Candelaria no está considerada en la lista de bienes a dimitir por el conflicto legal con los Morejón. Precisó que se ejecutará el centro cultural y deportivo La Candelaria cuyo proyecto está en el portal de compras públicas. Se construirá en dos etapas: la primera, que se iniciará este año, y para la que existe un presupuesto de $380 mil y consta de una plaza cultural, con un memorial histórico de la gesta del retorno de los ibarreños.

También consta una zona recreativa en la que se ubicarán canchas deportivas, áreas verdes y juegos infantiles. Para la segunda etapa, se contempla una cubierta en la plaza de toros y convertirlo en un escenario multieventos con una capacidad para 2 500 personas.

Ayer se reunieron vecinos del barrio Simón Bolívar, ubicado en la parroquia Caranqui.
El reclamo también fue por la plaza de toros La Candelaria. Desde el Municipio de Ibarra se aseguró que este bien no se dimitirá.