Municipio de Otavalo no permitirá ventas en el canchón del Copacabana

El alcalde de Otavalo, Mario Conejo Maldonado, en una rueda de prensa, dio a conocer que se garantizará el respeto a los espacios públicos en beneneficio de toda la población.

Con esta intervención, desde la institución se aseguró que no se permitirá que el grupo de vendedores que utiliza el canchón del Copacabanapara actividades comerciales no podrán hacerlo en ese espacio y deberán trasladarse hasta la Liga deportiva Cantonal.

“Los espacios públicos están para el disfrute, la comodidad y seguridad de la ciudadanía y la obligación del municipio es garantizar ese derecho”, dijo Conejo en su diálogo con la prensa local.

El alcalde se dirigió a los medios de comunicación, un día después de haberse reunido con los dirigentes de las 12 asociaciones del mercado Copacabana, quienes le exigieron el desalojo inmediato de los comerciantes del canchón.

“Entendemos la necesidad que ha generado la pandemia en muchas familias. La informalidad ha crecido, por lo menos unas cinco veces. Hemos estado trabajando para mantener el orden y por otro lado también hemos estado buscando espacios para que la informalidad tenga un espacio para desarrollar su actividad”, mencionó el alcalde.

Según Conejo, la informalidad no soluciona el problema económico del cantón. “No vamos a salir de la crisis económica con las ventas informales. No vamos a permitir que a título de ‘necesitamos trabajar’ caoticen y desorganicen la ciudad.

Esos sectores que están agitando a estas personas les hacen creer que la solución es tener puestos en la calle pero eso genera más pobreza. Vamos a poner en acción todos los recursos humanos que tenemos, más la organización ciudadana, nos va a permitir esta situación”.

Desde inicios de esta semana el canchón del Copacabana se encuentra vallado. A mediodía de ayer un grupo de Agentes de Control Municipal, ACM, permanecía en este sitio para evitar que los comerciantes que ocupan esta calle lleguen a pernoctar en la misma.

A través de una carta pública, los comerciantes que buscan quedarse en el canchón del Copacabana, aseguran que ‘han decidido continuar saliendo a laborar en puestos específicos de venta’.

En el documento publicado en redes sociales, los comerciantes muestran su preocupación ‘ante la falta de una razón o diálogo’ del alcalde de Otavalo, a quien responsabilizan de intentar ‘generar un enfrentamiento entre vendedores del canchón y comerciantes que se encuentran en los patios del Copacabana…Hacemos un llamado a las autoridades para que nos dejen trabajar organizadamente, aclaramos que no somos vendedores ambulantes, somos seres humanos dispuestos al diálogo y, por ende, hacemos un llamado a nuestras autoridades comunitarias, provinciales, nacionales que puedan mediar este conflicto con la esperanza de evitar a toda costa cualquier tipo de enfrentamientos entre hermanos y hermanas de la misma tierra”, reza el documento.

Para Mariana de Jesús Báez, vendedora del mercado Copacabana las acciones de los vendedores del canchón no son las correctas. “La solución está en desalojar el canchón”, dijo la comerciante. Hasta el cierre de esta edición, un grupo de vendedores que intentó quedarse en el canchón fue retirado por los ACM.