Municipio de Otavalo dice que son siete los policías heridos en enfrentamiento con vendedores ambulantes

otavaloOTAVALO. Siete policías municipales resultaron con heridas en sus cuerpos, al ser agredidos físicamente por un grupo de vendedores ambulantes, a la altura de las calles 31 de Octubre y Abdón Calderón de la ciudad de Otavalo, el sábado último al medio día.

Así lo informa el municipio de Otavalo a través de un comunicado en el que cita a Guido Hernández, coordinador de Seguridad Ciudadana y Comandante de la Policía Municipal, manifestando que la agresión se suscitó cuando personal de la institución realizaba el control rutinario de la actividad comercial en la mencionada zona.

“Uno de los uniformados, Bryam Puga, pidió a un vendedor de jugos de coco que se había apostado en el lugar que circule, de acuerdo a su condición de ambulante.

Pero el vendedor respondió en forma violenta y, luego de proferirle insultos y amenazarle de muerte, atacó al Policía con un objeto cortopunzante utilizado para picar el hielo que se usa como ingrediente de los jugos. Producto de esta agresión, Bryan Puga resultó con una herida en la cabeza y tuvo que ser trasladado al hospital San Luis, para recibir atención médica emergente”.

Mientras tanto, el agresor, quien fue identificado como José N., de nacionalidad colombiana, fue detenido por elementos de la Policía Municipal que se encontraban en el sitio. A la vez, miembros de la Policía Nacional llegaron hasta el lugar de los hechos, para tomar procedimiento del caso.

Según Hernández, cuando los gendarmes se disponían a trasladar al agresor en el patrullero, un numeroso grupo de comerciantes ambulantes intentó impedir la labor policial y se produjo otro altercado. Los vendedores atacaron a los municipales y otros seis policías resultaron con heridas: Leonor Guevara recibió un botellazo en la cara; Belén Salazar tenía dislocado el tobillo; Rolando Pasquel tenía afectada su nariz; Pedro Pineda recibió golpes en varias partes de su cuerpo, al igual que Bladimir Vela y Alexander Rosas; otros miembros resultaron con afecciones leves. Ellos fueron trasladados al hospital San Luis, para recibir la respectiva atención médica. Además, durante el percance desaparecieron varios implementos de dotación de la Policía Municipal.

El detenido fue trasladado por la Policía Nacional y puesto a órdenes de la Fiscalía, para el procedimiento legal correspondiente. Guido Hernández dio a conocer que las agresiones a la Policía Municipal se han tornado recurrentes en la urbe otavaleña, por parte de vendedores informales que pretenden realizar sus labores de forma arbitraria y sin acatar las normas vigentes para el ejercicio de la actividad comercial. De hecho, hace un par de semanas, otro uniformado fue agredido por un vendedor que le lanzó caldo hirviendo en el rostro. El afectado aún se encuentra en tratamiento médico.

 

Síguenos en Facebook