Multarán a quienes liben en espacios públicos

Otavalo. El 18 de diciembre concluyó la etapa de socialización de la ordenanza de control del consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos. La ordenanza está en plena vigencia y a la espera de su aplicación por parte del ente ejecutor que es la Comisaría Municipal, con el apoyo de la Comisaría Nacional.

Ordenanza. “Los agentes Municipales de Control y la Policía Nacional pueden actuar en función de la ordenanza que ya está en vigencia”, explicó Carlos Landeta, coordinador de participación ciudadana urbana de la municipalidad.

El funcionario explicó que la ordenanza contempla un procedimiento que va desde la advertencia, en el que los agentes informan a quienes están consumiendo bebidas alcohólicas en espacios públicos. “Si hay reiteración se van aplicando las multas y sanciones que contempla esta ordenanza, que van desde un 30% del salario básico unificado a una escala del 50 % y 100 %, dependiendo de la reiteración que exista en contravención con la ordenanza”, agregó.

Para la comisaria nacional, Sabrina Martínez, la aplicación de la ordenanza municipal permitirá un control más efectivo de los ‘libadores de vía pública’ problema que las autoridades de control deben enfrentar durante todos los fines de semana en los operativos que realizan, especialmente en la denominada zona rosa de la ciudad, la misma que ha tenido que ser vallada para restringir el acceso vehicular en horas de la noche. “El comisario municipal es el competente para realizar controles de libadores en las vías públicas. La comisaría nacional ha realizado este control pero al no tener una ordenanza hemos estado atados de manos. A pesar de no tener la competencia hemos estado socializando la ordenanza durante los operativos. Cuando el ente ejecutor (comisaría municipal) aplique la ordenanza nosotros retiraremos el vallado de la calle 31 de octubre”, explicó.