Mujeres luchan por más espacios en el ámbito político

politica
 Otavalo.- La discriminación por género que sufren las mujeres cuando incursionan en la política es un tema que fue tratado ayer en la Universidad de Otavalo. Esta iniciativa se desarrolló dentro del proyecto de Acoso Político, que impulsa la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur.

El proyecto que involucra a los organismos electorales de Bolivia, Perú y Ecuador prevé fortalecer la participación femenina en política.

Presente. “Las estadísticas hablan claramente. De 221 municipios solamente existen 16 alcaldesas. De 23 prefecturas apenas se eligió a dos prefectas. Esto es subordinación a las mujeres”, dice Luz Haro, consejera del CNE, Consejo Nacional Electoral.

Para ella, las mujeres en el ejercicio de funciones de administración pública, deben ser las garantes del derecho de otras mujeres. Haro aseguró que desde el CNE se promueve los derechos de participación política de las mujeres, a través del cumplimiento del principio de paridad.

Testimonio. María Ercilia Castañeda, actual concejal de Otavalo, fue una de las panelistas participantes. Ella dio su testimonio sobre las dificultades que ha tenido en su vida política. Desde su paso por la vicealcaldía, donde se convirtió en la primera mujer en ocupar este cargo en Otavalo hasta los momentos actuales.

“Se ha logrado algunos alcances pero falta mucho. Todos estos alcances no es una dádiva del gobierno, sino más bien ha sido una lucha de género a través de estos años”, puntualiza.

Panorama actual.

De acuerdo a los resultados de los procesos electorales en el país, desde el 2002 al 2017, existe una importante participación de la mujer en puestos de elección popular. En 2002 del total de cargos de elección popular el 21.5% lo ocuparon mujeres y 78.5% hombres. En el 2017, este porcentaje se incrementó al 38.5% de mujeres, que obtuvieron el favor popular, mientras que los varones el 61.5%. Se espera que la tendencia se aumente para el próximo año.