Mujeres, hijas y Policías totales

polisOTAVALO. Cristiana Bustamante, Pamela Vásquez y Solange Collantes fueron, las tres únicas mujeres que se graduaron del primer Curso Motorizado en Tácticas Policiales en Inteligencia. La celebración es por partida doble, aparte del logro personal, ellas dedicaron este éxito a sus madres en este día tan especial. De las tres Cristina será la única que compartirá este fecha con su madre y abuela, pues está de franco. Suerte distinta de Pamela y Solange que pasaran lejos de sus familias.

Dividir el tiempo entre el hogar, el trabajo y los hijos es el desafío diario de las madres, pero cuando se trata de una mamá policía, el reto se multiplica. “Por ahora no tengo hijos, pero ser madre es muy bonito. Voy a festejar como mi abuelita y mi madre que son un gran ejemplo para mí”, se refiere uniformada oriunda de Loja. La Policía Nacional es respetuosa al rol de mamá que tienen muchas policías, ellas tienen su espacio para la maternidad y controles de gestación. “Debemos estar pendientes de nuestros hijos pero también de la sociedad, pues es nuestra labor y estamos al servicio de las personas, ejerciendo una labor con responsabilidad”, resaltó la suboficial, Nancy Toapanta, integrante del Departamento de Control de Tránsito.

DOBLE FACETA

El éxito de ser mujer y mamá es tener la habilidad de hacer muchas actividades y desenvolverse bien en todas. “Para ser Policía hay que tener vocación, muchas veces nos toca sacrificar muchas cosas”, agrega Pamela Vásquez, espera celebrar este día con su madre, la mujer que le apoya incondicionalmente y es su fuente de inspiración. Para Vázquez, ser mujer policía es un orgullo, un sueño hecho realidad. En la institución aprender a ser fuertes para combatir la delincuencia, mientras que en la casa son cariñosas y comprensivas.

Algo similar vive Solange Marcela Collantes quien es originaria de San Lorenzo, Esmeraldas, pero por cuestiones personales este día le tocará estar en Guayaquil. Hoy se celebre el Día de las Madres y algunas gendarmes trabajarán mientras otras tendrán la oportunidad de estar libre y compartir en familia. María Fernanda Macías, otra de las uniformadas que tiene el país, indicó que tiene dos hijas con quienes podrá compartir esta fecha con su mamá y sus dos pequeñas hijas.