Mujeres escogieron el parque Pedro Moncayo para recordar su día

Ibarra. Con cánticos, pancartas e instrumentos musicales, las integrantes del colectivo feminista Más de Ocho recorrieron las principales calles de Ibarra llevando un mensaje de lucha, justicia e igualdad en el Día Internacional de la Mujer. Al terminar su recorrido se agruparon en el parque Pedro Moncayo, en donde recordaron a las ibarreñas y ecuatorianas que han perdido la vida en manos de la violencia.


Lilián Basantes, integrante de Más de Ocho, mencionó que hicieron una acción de reivindicación y que este día representa una eterna lucha.

“Se ha convocado a una huelga desde las voces de las mujeres para exigir al Estado y a la sociedad mejores condiciones en el ámbito laboral, de seguridad y el cumplimiento de nuestros derechos. La violencia se manifiesta de diferentes formas, obviamente la más cruda es el femicidio, pero también es violencia cuando nos despiden del trabajo, somos acosadas y violentadas, cuando es invisibilizado el trabajo doméstico y cuando se nos limita a nuestro desarrollo personal”, mencionó Basantes.

Evento. Mientras el grupo feminista recorría las calles de la urbe con sus mensajes, en el auditorio Monseñor Leonidas Proaño se desarrollaba la sesión solemne en conmemoración al 8 de marzo.

En el evento, Damaris Morocho, concejala de Ibarra, recordó los momentos históricos que han permitido a las mujeres, festejar ahora, su día internacional.

“En 1857 un grupo de obreras textiles salieron a las calles a protestar por las malas condiciones de trabajo, la larga jornada laboral y su derecho a sindicalizarse, aunque fueron violentamente reprimidas, el impacto que generó esta manifestación fue tan importante que todos los años las trabajadoras continuaron saliendo a las calles”, dijo la edil ibarreña.

Además recordó a las mujeres que han marcado la historia en el país como Manuela Sáenz, Ana Peralta, Marieta de Veintimilla, Matilde Hidalgo de Prócel, Dolores Cacuango y Tránsito Amaguaña.

“Ellas y otras mujeres empoderadas con la justicia, igualdad de género, sacrificio y la indignación por la desigualdad, han promovido una toma de conciencia en miles de mujeres alrededor del mundo, para luchar por el cambio social profundo y para permitir mejorar sus condiciones de vida”, agregó la concejal.

Reconocimiento. Este año, la condecoración Zoila Tafur Cisneros fue para Carmen Virginia de los Ángeles Contento Jiménez, de 69 años de edad, quien ha dedicado gran parte de su vida a la lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras del cantón. La ibarreña ha recibido el reconocimiento de varias entidades y organizaciones de orden religioso, con quienes ha compartido su labor.

Su hija, María Isabel Tobar, se dirigió al público en representación de su madre y dijo que Carmen, como muchas ibarreñas, ha tenido que luchar desde varias trincheras ante la falta de oportunidades, pobreza, falta de empleo y tristeza. “Ella ha hecho de la solidaridad una filosofía de vida”, mencionó.

Por su parte, Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra, comentó que esta condecoración no representa todo lo que Carmen ha dado por la ciudad.

“Nuestras mujeres son apasionadas, buscan incansablemente un espacio dentro de la sociedad que por siglos fue negado y, por sí solas, están en los más altos sitiales de la sociedad”, agregó Castillo.

Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra (i) y el gobernador de Imbabura, Galo Zamora, entregaron el reconocimiento a Carmen Contento.
Sandra Monge de Castillo (c) acompañó a Naomi Cárdenas, Milena Gusmán, Alejandra Castillo y Daniela Vaca en la actividad.