Una mujer recibe justicia indígena tras robar en un negocio de víveres en Otavalo

En los exteriores de la Dirección de Turismo de Otavalo una mujer recibió justicia indígena tras haber sido acusada de hurtar víveres en un local del centro de la ciudad.

Azotes, ortiga y baño de agua fría fue lo que aplicó el Cabildo Indígena de Otavalo, a la acusada.

Al lugar también llegó el personal policial para vigilar el cumplimiento del distanciamiento social y evitar posibles contagios de Covid-19.

Según testigos del hecho, la mujer andaba en un grupo de cuatro personas, que aparentemente lograron huir. Además, comentaron que los dueños del negocio de víveres se percataron del robo y lograron capturar a la acusada, que fue retenida hasta conseguir la devolución de lo hurtado.

Sin embargo, al no haber obtenido resultado, los afectados entregaron a la mujer al Cabildo Indígena, quienes fueron los encargados de aplicar la justicia indígena.

De acuerdo a los afectados, los productos robados tendrían un costo de más de 300 dólares.