Mujer enviada a la cárcel con su niño en brazos

IBARRA. “Un hombre me dijo que me pagaría 200 dólares por ingresar droga a la cárcel. Yo acepté por la necesidad“, dijo Jenny V., en la Fiscalía. Ella escondió 74 gramos de cocaína en sus partes íntimas. Ocurrió el último domingo.

Fue En Una Visita. Eran nueve gramos que estaban introducidos en la vagina de la mujer, y 64 en el ano. La sustancia estaba envuelta en una funda con cinta de embalaje. Sí lograba ingresar debía entregar los paquetes a Jhony C y le pagarían lo acordado.
La mujer llegó hasta el centro carcelario para visitar al padre de sus hijos,  Diego R. Se presume que la cocaína iba a ser vendida en pequeñas dosis. La mujer fue detenida al

medio día del domingo por agentes antinarcóticos de Imbabura.

Decisión.  Ayer, a las 10:00 se realizó la audiencia de flagrancia por tenencia de sustancias estupefacientes en el Juzgado Primero de Garantías Penales de Imbabura, el fiscal Genn Rhea pidió presión preventiva para la implicada, el juez aceptó la petición.
Jenny., con su hijo menor de dos años de edad, ingresó al Centro de Rehabilitación Social de Ibarra a las 11:00. Ella dijo a su abogado defensor que no tenía un familiar que se quede al cuidado del menor.

Padres De Tres Menores En La Cárcel. La mujer comentó, que aceptó ingresar la droga por necesidad, ella tiene tres hijos menores de edad a quienes mantener.  Jenny y Diego, padres de los tres menores de edad, permanecen en la cárcel de Ibarra, mientras sus dos hijos esperan