Mujer encontrada muerta por un aparente suicidio

Otavalo. La muerte de Rosa P., por un aparente suicidio, conmocionó a su familia y a los habitantes de la comunidad Agualongo de Quichinche, una pequeña parcialidad ubicada a pocos kilómetros del casco parroquial de San José de Quichinche, al occidente del cantón.

Deceso. Con una soga en su cuello y atada a una viga de madera del techo de un cuarto donde criaban cuyes encontró Dionisio P., a su esposa la mañana de ayer.

Según el relato de uno de sus familiares, Dionisio salió aproximadamente a las 03:00 a su trabajo en una hacienda ubicada a pocos metros de su vivienda.

Su esposa se quedó descansando. A eso de las 06:00, Dionisio volvió a su hogar y empezó a buscar a su esposa pero no la encontró en ninguna de las habitaciones de la pequeña construcción de bloque y techo de eternit.

Al ingresar al cuarto donde crían cuyes encontró a su esposa colgando de una soga que estaba atada a su cuello, aparentemente fue un suicidio.

El hecho. Rápidamente la noticia se regó entre sus familiares y habitantes de la zona. “La tía Rosa está muerta. Se ha ahorcado”, decían unos menores que también observaron el cuerpo inerte colgado.

Rosa P., es madre de 5 hijos, tres todavía son menores de edad, el menor de ellos tiene 15 años, así lo dieron a conocer en la comunidad.

Su esposo se dedica a labores agrícolas y Rosa se encargaba del hogar y el cuidado de sus hijos.

Ninguno de los familiares y vecinos que estaban en el lugar de los hechos podían explicar qué le llevó a tomar esa trágica decisión.

Personal de la Policía Nacional y criminalística llegaron realizaron el levantamiento del cuerpo inerte de Rosa para trasladarlo a la morgue en la ciudad de Ibarra y cumplir con el trámite legal pertinente.