Muertes aún no se esclarecen

IBARRA. El proceso judicial sobre el asesinato de Zoila de 67 años y Fidencio de 45 continúa en proceso de ingagación previa. El crimen ocurrió en el barrio La Florida, parroquia La Esperanza el 10 de febrero pasado.

Ley. Luego que se cometió el asesinato de madre e hijo, los antisociales se dieron a la fuga, sin dejar ningún rastro. El delito de asesinato es sancionado hasta con 25 años de prisión se contempla en el artículo 450 del Código de Procedimiento Penal.
Esta sería una de las causas para que este caso tenga una etapa de investigación de un año.

Trabajo. Mientras tanto los agentes investigadores de la Policía Judicial de Imbabura y la Fiscalía realizan operaciones básicas de inteligencia para esclarecer el crimen o determinar cuales serían las causas de estas muertes violentas.
En este año, estas dos muerte violentas son los únicos asesinatos que se reportan en Imbabura.

Causa. Luego de la autopsia se determinó que las víctimas murieron por asfixia y sofocación, los antisociales les obstruyeron la nariz y la boca, provocando su muerte. Ninguna de las dos víctimas sufrió abuso sexual por parte de los autores de este hecho de sangre que conmocionó a los imbabureños.

Hechos. Después del deceso de las víctimas se determinó que los autores del delito les propinaron heridas en el cuerpo, con un objeto cortopunzante. Los antisociales no se llevaron ninguna pertenencia de la vivienda.
El pasado 10 de febrero cuando se cometió el crimen, aparecieron tres perros muertos, se presume que les dieron veneno.
Los agentes investigadores continúan con su trabajo en torno a este asesinato. Hasta abril de este año se reportaron nueve muertes violentas entre asesinatos y suicidios.