MUCHO CUIDADO con el alcoholismo

guiaEs normal el consumo del alcohol para celebrar un evento de gran importancia. En eventos de este tipo, el propósito es formar conexiones y divertirse con la gente pero sin llegar al punto en donde se pierde el conocimiento y el control.
Las personas que les gusta el alcohol no piensan en los efectos a largo plazo y es más peligroso cuando se convierte en un problema pero les cuesta admitirlo.

presiones. Hay presiones que una persona tiene para consumir el alcohol pues esto lo hará más “social”, es decir, debido a la creencia de que se tiene que hacerlo para poder integrarse y formar amistades con la gente. Es considerado apropiado beber una copa en eventos sociales cuando se convive con otra gente, aquí el propósito es convivir con otros pero es posible cruzar una línea y perder el control.

Fatales consecuencias. Cuando se hace con frecuencia, en exceso e interfiere con cómo las personas actúan, se convierte en un problema. Cuando eso sucede, no se considera las advertencias de los demás porque no se cree tener un problema.
No se miden las consecuencias cuando se consume el alcohol, aunque esta sea una de las adicciones más comunes en los adultos y jóvenes. Es una adicción que tiene el potencial de llevar a otras enfermedades como la depresión pero aunque tiene ese riesgo no se considera ser un problema.

‘ayuda’ a los problemas. Una de las razones porque no se considera un problema es porque mucha gente cree que los ayudan con los problemas en sus vidas. Creen que ayuda olvidar el dolor de una decepción amorosa o calmar los nervios, y que es la mejor solución para ellos. Se convierte normal beber cuando se siente así y se forma la idea de que se necesita hacerlo cada vez que se quiere sentir bien.

Ayudar a un alcohólico. Algunas cosas que no se deben hacer cuando el alcohólico está bebiendo, para evitar violencia y otros problemas, son:
– No lo trates como a un niño.
– No lo vigiles para saber cuánto bebe.
– No busques el licor escon dido.
– No tires el licor; él siempre encontrará más.
– No lo agobies con sermo- nes sobre la bebida.
– Nunca discutas con él mientras está al coholizado.
– No prediques, reproches, amenaces, castigues, regañes, ni riñas al alcohólico.
– Busca ayuda profesional lo más pronto posible.