Movistar cerca de liderar La Vuelta

España. Movistar Team mostró inconformismo y gran solidez de grupo ayer en una de las etapas más batalladas que se recuerdan en la Vuelta a España en años, la más larga de esta edición 2018 -nada menos que 207 km entre Mombuey (Zamora) y Luintra (Ourense)- y en la que costó más de un centenar de kilómetros asistir a una fuga consolidada que, a su vez, condicionó el resto de la carrera.

Fueron protagonistas. Los ataques en la última cota y el gran ritmo de los favoritos -entre quienes Nairo Quintana se permitió atacar brevemente a dos kilómetros de la llegada, después de unos relevos de altísimo nivel de Richard Carapaz– redujeron a la mínima expresión la ventaja de Pinot, apenas 12″, sobre un pelotón de favoritos donde Alejandro Valverde y el propio Nairo conservaron sus plazas segunda y tercera en la general, a 1″ y 14″ de Yates.