Movilidad inteligente

paolina-vertuquereLas ciudades actuales, grandes o chicas, deben replantear sus formas de organizar la movilidad. Frente a los problemas de tráfico, del agotamiento del petróleo, del deterioro de nuestra salud y del aire, la movilidad no motorizada aparece como una alternativa inteligente por múltiples razones.

El fomento de la bicicleta como medio de trasporte limpio busca descongestionar las vías públicas, contribuir a bajar los niveles de contaminación e incentivar la actividad física en una población cada vez más sedentaria.

El sistema nacional  de salud ha dado alarmas respecto al incremento de enfermedades del “desarrollo”, como son la diabetes, el sobrepeso  y las afecciones cardiorrespiratorias. Con hijos en edad escolar, constatamos que el sobrepeso infantil es una muestra de las transformaciones que ha sufrido nuestra dieta y de la presencia masiva de las “pantallas” en nuestro cotidiano. Comparemos el tiempo que nosotros dedicábamos a juegos al aire libre vs. aquel consagrado por nuestros niños. Además de los esfuerzos individuales, hemos  de buscar respuestas en políticas que  incentiven la actividad física y el respeto al Medio Ambiente más allá campañas mediáticas de información. Con un marco constitucional habilitante, aplaudimos las iniciativas que se están gestando para establecer una ordenanza que  fomente el uso de la bicicleta como “Alternativa de Movilidad Inteligente” en Ibarra.
El proyecto plantea la necesidad de contar con infraestructura (parqueos obligatorios, construcción de ciclo vías, atención priorizada en oficinas públicas); con estímulos económicos para las empresas que motiven a sus colaboradores a utilizarla (descuentos en patentes y demás tasas municipales) y con incorporar capacitación vial con énfasis en el respeto del peatón y el ciclista como requisito para otorgar la matriculación vehicular. Resta por decir que además de los componentes normativos, habrá que enfatizar el elemento educativo que debe ser masivo y sostenido, porque  más que una ordenanza para los ciclistas, se trata de generar una nueva cultura urbana y de convivencia.

 

Paolina Vercoutére Q.
moralesvercu@gmail.com