Motos y vehículos en proceso de chatarrización

Ibarra.- Un total de 111 automotores, 25 vehículos y 86 motocicletas, fueron parte de la chatarrización realizada en los patios de retención vehicular de la Policía Judicial de Imbabura, el proceso se cumplió en los sitios donde se encuentran almacenados en Ibarra y Otavalo.

Declaración oficial
“Este es un proceso que inició en 2019, en coordinación con Fiscalía y se ha procedido a verificar que no existan temas pendientes en el ámbito legal de motocicletas y vehículos que se encuentran tanto en Ibarra, como en Otavalo. Luego de que ya se concluyó con este proceso, y al comprobar que no están inmiscuidos en temas legales, se procedió a realizar la chatarrización”, explicó Julio Barba, jefe de la Policía Judicial de Imbabura.

El teniente coronel indicó que son vehículos retenidos de cuatro a cinco años atrás y no ha existido personas que reclamen ser los legítimos dueños de estos automotores.

“Este proceso lo está llevando a cabo la Dirección Nacional de Policía Judicial e Investigaciones (DNPJI), a nivel nacional. También se ejecutó ya en la provincia del Carchi, y paulatinamente se realizará en todo el país”, informó Barba.

Sobre la chatarrización
Durante la actividad dieron a conocer que la carrocería es lo que le sirve a la empresa que está realizando la chatarrización, para más procesos y elaboración de otros productos.

Esta sería la principal finalidad, que se utilicen estos bienes que están, incluso, causando un daño al ambiente. “El problema inicial que tenemos es que no contamos con un espacio físico para poder seguir guardando y custodiando las motos y vehículos que ingresan por distintas causas, además causa problemas ambientales y ocasiona un cierto malestar en los alrededores de los patios de retención vehicular”, explicó el jefe de la Policía Judicial, acotando que ahora cuentan con más capacidad.

Finalmente Barba explicó que, tras el proceso, se da a conocer a la Agencia Nacional de Tránsito, con la finalidad de que los vehículos ya no consten en sus registros y sean dados de baja, ya que probablemente pueden hacer mal uso de los números de motor, placa y chasis.