Mostraron solidaridad

Ibarra.- Fernando Samaniego, un ibarreño de 43 años de edad y que vive en Quito viajó la tarde del último viernes hasta Ibarra para mirar a los Piratas en un juego solidario ante el club Blue Divils de la capital. Él disfrutó del partido como también lo hicieron más de mil aficionados que coparon los graderíos del coliseo Luis Leoro Franco de Ibarra. A pesar que no se llenó el escenario como los dirigentes del club imbabureño y organizadores esperaban, se cumplió con el objetivo que era recaudar la mayor cantidad de dinero en beneficio de Carlos Delgado, jugador del quinteto de los Piratas.

Ayuda benéfica.- Nadie se quedó sin colaborar. La campeona latinoamericana de bicicross María José Yépez fue quien depositó en el ánfora que se ubicó al ingreso de la cancha.  Yeneisy ‘la muñeca’ Valdés Ruiz, quien en el 2017 fue asistente del técnico Lucas Gil en la Liga Nacional de Baloncesto recorrió el coliseo ofertando manillas con el nombre de Delgado. Franklin Palacios, administrador de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI) fue uno de los que adquirió esa indumentaria.

Reacciones.- Al final del partido en el que ganó el club Piratas de los Lagos de la FDI con el marcador de 98 a 77, los amigos y compañeros de Carlos Delgado, quien está involucrado en un accidente de tránsito, felicitaron a los aficionados que llegaron al lugar. “Fue una fiesta que vivimos en honor a Carlos.  Valió la pena jugar con este público”, dijo Goodman Chalá, extécnico de los Piratas.