Moradores dicen no a exploración minera

IBARRA.- El Frente de Resistencia por el Agua y la Vida del Norte del Ecuador, FRAVNE, continúan realizando los foros en territorio. Esta vez el turno fue en la parroquia La Carolina donde se efectuó el encuentro abierto.

Alarma y preocupación
“Estamos preocupados. Casi toda la parroquia está concesionada para actividades mineras”, explica Milton Rivadeneira, emprendedor de la localidad quien se muestra preocupado por la situación que se vive en su territorio.

Nombres como SoldGold, Newcrest Mining, Cornerstone Capital, Corporación Nacional de Cobre (Codelco) y a la estatal nacional Enami EP se han vuelto recurrentes en toda la provincia, incluso en Carchi, donde a decir del Prefecto se tiene el 52 % del territorio concesionado.

El debate en distintos niveles y ámbitos sociales, sobre los impactos ambientales que genera la minería en el ambiente no termina.

Desde el FRAVNE, se viene realizando una serie de encuentros donde se explica sobre lo que deja en el territorio estas prácticas.

Cifras considerables
“Imbabura, Carchi y Esmeraldas están concesionadas. Son 212 mil hectáreas que fueron entregadas a espaldas de la comunidad. Todas estas concesiones salieron hace varios años y solo la población se enteró cuando todo estaba consumado”, afirma José Cueva, representante del FRAVNE.

Tanto Rivadeneira y Cueva, coinciden sobre los desastres ambientales asociados a este sector económico, normalmente causados por las malas prácticas llevadas a cabo durante esta actividad.

Comunidades como Íntag, Junín, Chontal bajo, Cerro Pelado, Barcelona, Chaiguallaco, San Roque, Peñaherrera, Mina Antigua, Gualsaquí, Pataquí, Cuarabí, son entre otras las localidades rurales de la provincia que se han visto afectadas por la explotación minera.

Socializaciones
FRAVNE continuará con el proceso de socialización en los territorios rurales para evitar que se siga realizando esta práctica.