Montecarlo, un hotel amigable con el ambiente

Ibarra. Montecarlo, uno de los hoteles más emblemáticos de la ciudad, se posiciona como un sitio amigable con el ambiente debido a las acciones que realizan día a día, como el ahorro de energía y agua. Esto les ha valido reconocimientos y la aceptación de sus clientes, así como de organismos locales, nacionales e internacionales.

Mejoras. Ramiro Calderón, gerente general del hotel, dice que son aproximadamente 20 años desde su apertura y unos 15 años desde que lo administra su familia. “Hemos hecho algunas mejoras con el objetivo de brindar mayor comodidad a nuestros clientes y en los últimos años hemos hecho un compromiso radical con el ambiente”, explica.

Paneles solares. Por ejemplo, el sitio de relajación en donde se encuentra la piscina, el sauna y el turco, funciona exclusivamente con paneles solares. Además, se han hecho implementaciones de seguridad como cámaras y canceles con el objetivo de brindar mayor seguridad a este espacio que es muy visitado, sobre todo los fines de semana.

Nuevo sistema. El sistema de calentamiento de agua para las habitaciones también ha tenido un cambio. “Antes se realizaba con calderos, unos aparatos que funcionan con diesel y que no eran amigables con el ambiente por el humo y además tenían peligros. Es por eso que hace un par de semanas un caldero se quemó y aunque no pasó a mayores, como dicen ‘No hay mal que por bien no venga’”. Detalla el Gerente.

Fue entonces cuando decidieron implementar el sistema de Bomba de Calor. Se trata de unas máquinas térmicas que mantienen la temperatura perfecta durante todo el año, de forma sencilla, económica y respetuosa con el ambiente.

El metabuscador de viajes Booking le otorgó la calificación de 8.6 por su servicio, el MinTur también entregó el distintivo “Q” de calidad, además del reconocimiento alemán TourCert a los establecimientos turísticos sostenibles. Esto permite generar mayor confianza en quienes ven a Montecarlo como su hotel predilecto.

Francisco Calderón muestra el sistema de Bomba de Calor, la última tecnología implementada en El Montecarlo.
La comodidad de las habitaciones garantizan un descanso placentero para los huéspedes.