Monaguillos, amigos de Jesús

p4f1IBARRA. Laura María Andrango Males, tiene 13 años, de los cuales 5, lleva como monaguilla en la iglesia de la comunidad de Agato. Ella fue parte  del encuentro de monaguillos y monaguillas que se reunieron ayer en el Seminario Mayor.

 

SERVICIO. El padre Galo Potosí, menciona que un monaguillo es un niño, adolescente o joven que busca distinguirse por su amor a Jesucristo sirviendo en las celebraciones litúrgicas y procesiones, con responsabilidad, seriedad y dignidad .
Un monaguillo debe estar entrenado para llevar a cabo sus deberes según la necesidad, dijo.

DEBER DEL MONAGUILLO.  Los monaguillos son asistentes laicos del clero que apoyan durante los servicios religiosos cristianos, también se los suele llamar servidores del altar, explica el sacerdote.
Para ejercer las funciones de monaguillo, los niños deben seguir un proceso de formación que lo realiza el párroco.
Las funciones que los monaguillos deben desempeñar son: atender al servicio del altar; ayudar al obispo, al sacerdote y al diácono; prestar su servicio en las diversas procesiones, por ejemplo con la cruz, los cirios, el incienso o el Misal, atender en el ofertorio a la recogida de los dones.

ENCUENTRO. El sacerdote expresó que este encuentro obedece a una planificación que se realizó en la Diócesis de Ibarra. El objetivo de reunir a estos niños y niñas es que conozcan que esta función la cumplen otros infantes. Además de que cultiven la amistad con Jesús, que ellos descubran al Padre como su compañero de su vida.
Comentó que se reunieron 120 infantes que pertenecen a 64 parroquias eclesiásticas de la provincia de Imbabura.
Laura María Andrango, se inició como monaguilla cuando tenía 8 años, siguiendo el ejemplo de su hermana. Todos los domingos asiste al párroco en misa de 08:00.