Mira y Bolívar son parte de ambicioso proyecto frutícola

Mira y Bolívar son los dos territorios de Carchi que son parte del proyecto de mejoras de la fruticultura que se gestiona desde Imbabura. El “Mejoramiento de los procesos productivos, comerciales, ecológicos, socioculturales e institucionales de la cadena de valor de frutales”, es la iniciativa a la que Ibarra, Pimampiro, Cotacachi de Imbabura y la dos localidades carchenses le apuestan.

Desde el 1 de octubre próximo 300 fruticultores mireños serán parte de la iniciativa. El proyecto contempla la implementación de un centro de negocios, asistencia técnica, mecanismos de comercialización asociativa y empresarial, funcionamiento de centros de acopio satélites y capacitación.

Johnny Garrido, alcalde de Mira ya se reunió con los representantes de la Asociación de Aguacateros 1 de Julio-Asoproagul y la Asociación de Productores de Aguacate de Mira-Agrocatem. Las dos organizaciones han visto en el aguacate una forma de enfrentar la crisis que se ha generado en el país por la pandemia.

“Ellos se beneficiarán a través del asesoramiento técnico, para mejorar la calidad de la producción. Mediante este proyecto se Implementará un vivero de plantas de aguacate con el propósito de apoyar al fruticultor”, contó Garrido.

Esta fruta ha dinamizado la economía familiar. La firma del convenio con los socios permite avanzar en el proceso que determinará una inversión de 1 450 719 dólares que serán financiados por el FIEDS, Prefectura de Imbabura y Municipios participantes.

Hasta hace algo más de 10 años los agricultores del cantón se dedicaban únicamente a la producción de fréjol y maíz. Sin embargo la dinámica cambió en los últimos tiempos. La producción de aguacate se convirtió en una fuente económica para muchos pobladores.

Para la consolidación del proyecto se cuenta con la participación de instituciones cooperantes como Agrocalidad, Ministerio de Agricultura y Ganadería entre otros instituciones que se sumaron al proyecto.