Ministerio de Inclusión Económica entregó ayuda a personas vulnerables

“Las madres somos fuertes porque por nuestros hijos tenemos que buscar la manera de salir adelante”, con esas palabras Diana Estefanía Yépez agradeció el cheque de 120 dólares que le entregaron por ser una de las beneficiarias del Bono de Protección Familiar, que impulsa el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) en todo el país.

Ayer, el representante de esa cartera de Estado, Vicente Andrés Taiano, cumplió una agenda de actividades en Ibarra, entre ellas la entrega de ayuda a personas vulnerables y de escasos recursos como Yépez.

Con lágrimas la mujer contó que como consecuencia de la pandemia de COVID-19 se quedó sin empleo, lo que no solamente representó el quedarse sin una actividad, sino también que sus ingresos se vieron mermados y no tenía dinero para alimentar a su hijo.

“Soy una madre soltera y la vida es bien difícil”, comentó Yépez, quien con el dinero que le entregaron logró comprar comida para su pequeño y poder pagar parte del arriendo del lugar donde vive.

Yépez es parte de las cerca de 7 450 familias que en la provincia de Imbabura han logrado acceder a dicho bono durante marzo, que se paga por una sola vez y que a nivel país pretende beneficiar a 480 mil familias.

“El objetivo es cuidar a las familias ecuatorianas en los momentos más duros”, aseguró Taiano y anunció que en las próximas semanas se implementará una nueva fase del programa con la intención de ayudar a nuevos ciudadanos que se encuentran en situación de pobreza o vulnerabilidad.

Durante el conversatorio y entrega, realizado en las oficinas del MIES de Ibarra y en el que participaron cinco favorecidos, Taiano explicó que el objetivo es crear una red de protección en diferentes ámbitos como desarrollo infantil, atención médica, pago y otros.