Ministra de Gobierno llamó la atención a la Policía y a Teleamazonas por haber transmitido dentro de la casa de Bucaram

Un amplio despliegue de policías se evidenció durante la madrugada de este miércoles 12 de agosto en el operativo realizado en la vivienda del expresidente Abdalá Bucaram. Esto en cumplimiento de la orden de detención y allanamiento dispuesto por un juez que está llevando una causa en Quito y que forma parte de la investigación que se le sigue por la muerte de un ciudadano de nacionalidad israelita.

La Ministra de Gobierno María Paula Romo, en entrevista concedida al canal de televisión Ecuavisa justificó la amplia presencia policial y lo actuado durante el allanamiento, pero no estuvo de acuerdo en que se haya permitido grabar y transmitir de manera pública las imágenes.

“Lo que no era necesario es una cámara de televisión. He dirigido una carta para el Comandante General de la Policía y para el medio de comunicación (Teleamazonas) para que se evite transmitir imágenes de la intimidad del detenido”, dijo Romo.

En dicho documento, dirigido al gerente de Teleamazonas hace un llamado de atención al canal por la utilización de varias imágenes dentro de la casa y solicitó que se evite exponer de esta manera la intimidad del detenido.

A través de la cuenta de Twitter de Abdalá Bucaram, su esposa María Rosa Pulley se refirió respecto al allanamiento a su vivienda. “Alrededor de las 05h30, encontrándonos durmiendo, la puerta de nuestro dormitorio fue destrozada y vimos las cámaras de televisión grabando nuestra intimidad y horrorizada veo metralletas y armas en manos de policías encapuchados, apuntando al rostro y cuerpo de mi esposo.

“Le pregunto señora Ministra de Gobierno era necesario dilapidar tanto recursos para detener a Abdalá y abrir camino con un arma en mano para que Teleamazonas pueda grabar”, escribió.

Según su esposa Bucaram desde meses atrás porta grillete y es monitoreado las 24 horas por la misma Policía Nacional.


Por su parte, la Fiscalía General del Estado, publicó un comunicado en el cual se informó que el camarógrafo habría entrado por una puerta posterior al inmueble y accedido al dormitorio del ahora detenido antes del ingreso de los agentes fiscales. Minutos antes agentes fiscales le habrían solicitado que abandone el lugar por tanto pidieron que se inicie una investigación sobre quien permitió que se grabara dicho allanamiento.