Minifutbolistas se unieron a la campaña ‘Usa bien el 9-1-1’

Ibarra. Al igual que Glenda Morejón, campeona del mundo en marcha y Richard Carapaz, ganador del Giro de Italia 2019, nueve jugadores de la escuela de fútbol Santa Fe y el cuerpo técnico fueron ayer recibidos con aplausos en las instalaciones del ECU 9-1-1, luego de alcanzar el título en el torneo internacional Miami Cup 2019. Los pequeños futbolistas se mostraron emocionados y al mismo tiempo comprometidos, pues Héctor Paredes, coordinador de esa entidad de seguridad nombró a los jugadores como ECU Embajadores.

Campaña. Como parte de la política de puertas abiertas de la institución y para generar conciencia y corresponsabilidad ciudadanas esa delegación deportiva se unió a la campaña denominada “Usa bien el 9-1-1”, ” para que las personas comprendan la magnitud de realizar una llamada inadecuada que significa no salvar vidas.

En ese sentido Paredes entregó un reconocimiento a la escuela y al mismo tiempo un galardón en la que son parte de ese proceso.

“Les enviaremos a casa con una tarea que les compromete y que es difundir el buen uso de llamadas al ECU. La línea única 9-1-1 es un servicio de vital importancia para el mantenimiento de la seguridad y la asistencia oportuna de emergencias. La responsabilidad de cuidarlo involucra a la sociedad en su conjunto, porque “ECU 9-1-1 Somos Todos”, dijo Paredes. Las alertas por el mal uso del servicio durante el primer semestre de este año, en Imbabura se registraron 9 804 llamadas, en comparación al año 2018 se calcularon 14 158 alertas; lo cual representa una reducción del (-) 30,75%. El último mes se calculó un total de 1.405 llamadas. Además se conoció que esa campaña durará seis meses. Luego se ejecutará un proceso de evaluación y posteriormente se presentarán las denuncias respectivas para judicializar los casos.

A nivel nacional. En lo que va de 2019, se han registrado 3’183.452 avisos inadecuados lo que representa el 45,35% de los reportes receptados a la línea de emergencias. Para Paredes es necesario unificar esfuerzos y afianzar lazos de cooperación entre la ciudadanía y las instituciones encargadas de la seguridad en el país para reducir los índices de mal uso del 9-1-1.

La delegación de la escuela Santa Fe junto a Héctor Paredes (c) coordinador zonal del ECU 9-1-1.