Mindas volvieron a sus orígenes

Ibarra. Con una sonrisa en su rostro el talentoso jugador de Liga de Quito, Kevin Minda, arribó a la fiesta navideña de la escuela que formó sus primeros pasos en el fútbol. El defensa “albo” fue recibido entre aplausos.

Pormenores. La familia de la Escuela de Fútbol Santa Fe realizó su fiesta navideña en la cancha sintética ubicada junto al Coliseo Luis Leoro Franco.

Padres de familia acompañaron a las futuras promesas del balompié en este programa especial.

Alex Salas, principal del Santa Fe, dio las palabras de bienvenida y empezó a realizar los juegos pensados para sus deportistas.

Entre aplausos. Mientras se realizaba el juego de las sillas con los más pequeños de la escuela de fútbol hizo su llegada Kevin Minda junto a su hermano Santiago Minda. Ellos fueron recibidos con varios aplausos de los asistentes que no dudaron en tomarse una foto y pedir un autógrafo de estas dos grandes figuras del balompié profesional.

Santa Fe en su corazón. “Contento de estar en mi casa. Cuando veo a los niños me reflejo en ellos”, fueron las palabras de Kevin Minda al llegar al programa del Santa Fe.

Para él la escuela es todo en su vida y lo lleva siempre en su corazón.

“Quiero agradecer a Alex Salas por estar siempre a mi lado y respaldarme para estar en donde estoy”, dijo Kevin.

Sueño cumplido. Santiago Minda, jugador que ahora está en el Delfín dijo que todo niño de pequeño sueña con estar en el fútbol profesional, pero que es algo que se puede lograr con mucho esfuerzo.

“El apoyo de mis abuelitos ha sido muy importante para estar en donde estoy. Lo más importante para todos debe ser la familia”, expresó Santiago.

Sus metas. Tanto Kevin como Santiago cierran este año pensando ya en lo que se vendrá en sus equipos el 2019. Ellos están seguros de que seguirán dando lo mejor de ellos para cosechar más logros, en este arduo camino que lo empezaron desde muy pequeños.

Más. Los deportistas se unieron a los juegos organizados por la Escuela Santa Fe y compartieron con los niños y niñas gratos momentos que se quedarán en los recuerdos de ellos para toda la vida.

Además en el programa navideño se hizo la entrega de fundas de caramelos para quienes se forman para ser las futuras promesas del fútbol ecuatoriano. Fue un día lleno de emociones.