‘Millennials’, la clave para las próximas elecciones

Ibarra. Tres ciudades de la Sierra ecuatoriana obtuvieron resultados inesperados en las pasadas elecciones seccionales de 2019.

Quito, Cuenca e Ibarra trabajaron su campaña electoral en la internet, con el mismo cuidado que si se tratara de un debate, una concentración masiva o un recorrido de campaña.

Ellos apostaron el voto indeciso a las redes sociales y ganaron. Incluso la misma alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco, en su primera entrevista como alcaldesa para la televisora Teleamazonas reconoció que hizo una “campaña poderosa en redes sociales diseñadas para un público joven”.

‘Apps’. Según la empresa de opinión pública LAPOP y su Barómetro de las Américas, en el país un 66% de los consultados usa para generar opinión Facebook, le sigue WhatsApp con el 60% y finalmente, Twitter con un 11%, mientras que Insta-gram se mantiene fuera del debate público.

Ante esto, la misma estadística muestra otro dato más revelador. “Los ecuatorianos que usan redes sociales con más frecuencia se sienten menos satisfechos con la democracia”.

Elecciones nacionales. El ejercicio en este caso se valida si se aplica a la realidad de cada cantón o de cada provincia.

Pero si se aplica a un país entero, ¿Vale la misma reflexión?. ¿Que pasaría en las elecciones presidenciales? Las respuestas pueden estar en los números.

Millennials y Generación X. Estos dos grupos etarios, digitales por excelencia, representan el mayor segmento electoral hacia las elecciones 2021 (54%) y son más abiertos para acoger ideas y prácticas progresistas, según el catedrático en ciencias políticas, Arturo Moscoso.

La respuesta a las dos interrogantes planteadas anteriormente puede solventarse en la configuración del nuevo padrón electoral que, según un análisis realizado en el programa de debate “Políticamente Correcto” de Ecuavisa, se mide en función de cinco generaciones. De acuerdo a los datos publicados por el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), la generación Z que es la más joven (16-23 años) representaría el 20% del padrón del cual, el 5% tiene voto facultativo por estar entre los 16 y 17 años.

Luego vienen los Millennials (24-39 años) y son el 24% del padrón electoral.

A este grupo le sucede la Generación X (40 y 55) con un 25% del padrón y finalmente los Baby Bommers (56 y 64) llegan al 10% más, la tercera edad (+65 años) con voto facultativo alcanzan el 11% de la población electoral.

Sumados los Millennials y Generación Z llegan al 54% del padrón electoral frente al 46% de las tres generaciones restantes. Por tanto, la decisión de los votantes entre 24 y 55 años podría ser clave en el momento de poner al nuevo Presidente.

En Imbabura. La realidad en la provincia no es contraria al panorama nacional. Los datos publicados por el INEC hablan de una mayoría de votantes entre los 24 y 55 años con un 60 % mientras que entre adultos mayores y generación Z (con voto opcional) suman el 18%. Hay que agregar que la Provincia de los Lagos tiene un porcentaje mayor de voto femenino.

En Ibarra por ejemplo, según cifras de 2017, son 161 022 electores de los cuales 82 601 son mujeres y 78 421 hombres.

Otavalo y Antonio Ante también tienen una mayoría de votantes mujeres, cantidad que es inversa en los cantones de Urcuquí, Pimampiro y Cotacachi.

Finalmente según el Instituto de Estadísticas, en Imbabura el 51% de damas usa las redes frente al 49 % de varones.

Otras latitudes. Francia, República Dominicana, EE.UU. y España son algunos ejemplos de lo importante que terminan siendo estas generaciones para configurar un escenario político. En todos, el mayor número de votantes usa las redes sociales todo el tiempo y las personas electas (como el caso del mandatario francés Emanuelle Macron) también forman parte activa de esta generación interconectada. Ellos tienen Facebook, Twitter y grupos de Wathsapp.