Ibarra. “Qué privilegio tenemos hoy de poder evocar junto a ustedes en este día de febrero y en esta maravillosa ciudad, a la que siempre vuelve, el 191 aniversario de la Batalla de Tarqui, lo hacemos con regocijo, orgullo y sobre todo con gran civismo”, exaltó el General de Brigada Gustavo Acosta Yacelga.

Declaraciones. Fue parte de su intervención la mañana de ayer en la ceremonia de conmemoración del Día del Ejército Ecutoriano que se recuerda cada 27 de febrero, fecha en que se libró la Batalla de Tarqui. Este día se unifica la celebración con el Día del Ejército E-cuatoriano, el Civismo y Unidad Nacional.

Hito histórico. Tarqui es para los ecuatorianos un hito histórico y glorioso que confirma la identidad y nacimiento de nuestro Ejército, recordó Acosta. Exhortó a los militares y miles de estudiantes que estuvieron presentes en el estadio Olímpico Ciudad de Ibarra, para que juntos “caminemos por un futuro de paz y de progreso para nuestra sociedad y generaciones venideras, retrayendo del pasado el ejemplo de nuestros héroes”.

Al evento también asistieron las principales autoridades civiles, militares y políticas de la provincia.

Paracaidistas. En honor a los próceres del 27 de febrero un grupo de paracaidistas del Ejército brindaron un espectáculo, al saltar desde las alturas estratégicamente para caer en el cancha del estadio Ciudad de Ibarra para entregar la bandera Tricolor a las autoridades presentes.

Varias condecoraciones se entregaron a militares, como al sargento segundo de comunicaciones Rubén Córdova.

También se dieron pergaminos a las autoridades, entre ellos, Tyrone Vega, Andrea Scacco y Rolando Ló-pez.

Tatto militar. La presentación del Tatoo Militar, ejecutada por la banda de músicos de la Cuarta División del Ejército Amazonas en la que interpretaron temas que encantaron a los asistentes fue el inicio de la parte artística de la programación. El Grupo de Danza Ñucanchi Llacta, con sus bailarines dieron más colorido musical a la mañana de ayer.

Finalización. Las delegaciones estudiantiles con sus bandas de paz realizaron su retirada al igual que la Bandera Tricolor como una demostración de homenaje a nuestros símbolos patrios que representan parte de nuestra soberanía y amor a nuestro Ecuador.