Miles de personas reciben ayuda de Cáritas

Hace 60 años, específicamente el 27 de enero de 1961 nació en Ecuador Cáritas, con la finalidad de proteger, promover y servir a los más vulnerables.

Sandra Chacón trabaja en la Diócesis Ibarra desde hace más de 20 años, pero en la pastoral social de Cáritas se vinculó hace siete años. Para ella, servir a los más necesitados “es un trabajo que a uno le llena, el poder ayudar a nuestros hermanos que más necesitan es lo que nace del corazón”.

Asimismo, mencionó que es un trabajo “duro, pero que con ayuda de Dios podemos seguir adelante, porque día a día él nos bendice para poder llegar a nuestro objetivo, el cual es ayudar”, comentó Sandra.

El padre Juan Carlos Flores, vicario de Pastoral Social de la Diócesis Ibarra, explicó que Cáritas es una institución de la Iglesia Católica, extendida en el mundo entero. “La palabra Cáritas viene del término caridad, que son las tres virtudes fundamentales que en todo cristiano debe existir: la fe, esperanza y caridad”, agregó el padre, quien aclaró que la caridad es la que sustenta la fe y la esperanza.

Sin embargo, mencionó que con Cáritas se busca llegar a todos los sectores, especialmente a los más vulnerables de acuerdo a las posibilidades.

“Es un sistema de voluntariado que a través de organizaciones internacionales tratan de compartir desde lo que se tiene”, dijo el padre Juan Carlos.

Desde sus inicios, Cáritas emprendió diversos programas con el objetivo de mejorar las condiciones de lo que se origina a causa de la pobreza.

Asimismo, el padre Flores manifestó que el año anterior tuvieron la apertura del hogar de ancianos León Ruales, que antes estaba a cargo de las hermanas de las Hijas de la Caridad y pasó a manos de la iglesia.

“Toda obra social que realiza nuestra iglesia católica se lo hace a través de Cáritas, donde se trata de coordinar”, indicó.