milenaria

Ibarra. En finados nada mejor que disfrutar de una deliciosa colada morada en familia. Una tradición milenaria que va acompañada de la guagua de pan. Te presentamos en sencillos pasos cómo prepararla.

Primer paso. Para empezar reunimos en una mesa todos los ingredientes necesarios para la elaboración de la colada morada. En esta ocasión prepararemos para 12 a 15 personas.

Segundo paso. Ahora, pelamos y picamos la manzana. Los pedazos los colocamos en un recipiente con agua y limón para que no se negree. De igual forma procedemos a picar el resto de las frutas (ver recuadro de ingredientes).

Tercer paso. El siguiente paso será licuar el mortiño, la mora y la naranjilla hervida.

Cuarto paso. Una vez que tenemos la fruta picada y los demás ingredientes licuados tomamos una olla y colocamos dos litros de agua. Agregamos las hojas dulces y las especias aromáticas.

Dejamos hervir por 30 minutos a fuego bajo.

Quinto paso. Para preparar el almíbar necesitamos dos tazas con azúcar y una con agua.

Luego se colocan las fresas, el babaco, la piña, la manzana y el durazno.

Se deja hervir por 20 minutos a fuego bajo para que se realice de la mejor manera este proceso.

Sexto paso. Una vez que tengamos el agua hervida con las hojas dulces cernimos en un recipiente pequeño y colocamos un litro de agua y harina de maíz negro.

Es importante que se mezcle constantemente.

Séptimo paso. A continuación vamos a poner el almíbar en la olla y continuamos meciendo.

Ahora colocamos el mortiño, la mora y la naranjilla. Esto se debe cocinar por 10 minutos meneando constantemente y listo ya tenemos nuestra colada morada.

Para servirlo se puede realizar una decoración al gusto. Observa el video de la preparación en el Facebook de Diario EL NORTE.

Al hablar de la colada morada, mas allá de ser una receta tradicional ecuatoriana que la consumimos en época de difuntos, debemos saber un poco de nuestra propia historia que nos conecta con nuestras raíces, nuestra verdadera cultura que se mantiene y nuestros antepasados, es así que según investigaciones realizadas por varios autores e historiadores, en sus inicios esta bebida se la preparaba en épocas de lluvia en los meses de octubre y noviembre, en el comienzo y fin de las cosechas, dicha preparación sagrada era elaborada con sangre de camélidos y maíz morado. Se denominaba “Yana Api” (Colada Negra), en ofrenda al viaje hacia la eternidad, con el descubrimiento del fuego y la elaboración de vasijas de barro se las utilizó para la cocción de frutos recolectados, tubérculos y granos andinos como el maíz para elaborar coladas, locrus o mazamorras.

Wilman Andrés Mejía, integrante de la Asociación de Chefs del Ecuador, precisa que la preparación de la bebida data de hace cinco mil años.

La colada morada en sus inicios fue elaborada con mortiños, mora, harina de maíz morado fermentado, hierbas y especias aromáticas, con el tiempo se fue agregando frutas de acuerdo a cada región o provincia, llegando en la actualidad a elaborar con frutas picadas como piña, frutilla, durazno, manzana, mamey, etc.

No podemos olvidarnos de las guaguas de pan quienes acompañan a esta bebida tradicional tienen su propia historia, en la época prehispánica se usaban como ritual para conectarse con los difuntos. Se realizaban visitas a los sepulcros para sacar las momias de sus tumbas y compartir alimentos, bebidas y rituales, luego con la llegada de los españoles y el intercambio de cultura y religión se prohibió el profanar las tumbas y con el tiempo fueron reemplazadas simbólicamente con las guaguas de pan que hacen referencia a una persona en una mortaja.

En la actualidad en los cementerios indígenas aún se llevan alimentos a las tumbas para compartirlos con sus seres queridos como muestra de respeto y tradición, es así que la colada morada es una tradición gastronómica, cultural y religiosa de nuestras verdaderas raíces ecuatorianas y debemos seguirla conservando de generación en generación con mucho respeto y orgullo.

Edith Amaguaña (i), madre de Wilman Andrés Mejía (d), Chef profesional, nos presentan esta sencilla receta para hacer la colada.
Una deliciosa tradición que se realiza, en el hogar de las familias ecuatorianas, por conmemorar el Día de los Difuntos.