‘Milagro’ salvó a mujer

heridaLa familia de Martha Yolanda Rosero Murillo espera su regreso a casa con ansias. Su recuperación se ha convertido en un acontecimiento debido al “milagro” que, según sus familiares, hizo que la mujer permanezca con vida luego de que una roca cayera sobre el vehículo en el que viajaba junto a su hija, esposo y nietos. Esto ocurrió el pasado sábado en el kilómetro 9 de la vía Oyacoto en Quito.

 

ESTADO. Con varias fotos de los momentos compartidos junto a Martha entre las manos, Wilson Revelo yerno de la víctima, asegura que el pronóstico de salud de su suegra hasta el momento es estable. “Los médicos nos han dicho que evoluciona satisfactoriamente y que lo que hay que tener es paciencia,  ella está receptando la medicación de forma positiva, lo que nosotros queremos es que mi suegra esté con nosotros”, sostuvo.  Y es que la mujer se encuentra en el área de terapia intensiva. Según el allegado, Martha está bajo efectos sedantes para la recepción del tratamiento correspondiente.

NIETO LA SALVÓ. Israel, es el nombre del menor de 12 años que presentó una herida cortante en su brazo derecho. Wilson sostiene que fue “un milagro” lo que al parecer evitó que Martha perdiera la vida de manera instantánea en el momento mismo del suceso. “Mi sobrino le puso la mano diciéndole, ¡abuelita!, cuando se vino una especie de derrumbe, las autoridades han reconocido que el niño es un héroe por lo que hizo”, dijo. Asegura que el menor ha sido dado de alta el martes y que se encuentra en Ibarra listo para retornar a su lugar de estudio en la Academia Militar San Diego.

SUSTO. El esposo de Martha, su hija y el otro menor salieron ilesos de este percance. Sin embargo la impresión del suceso ha marcado sus vidas, agrega Wilson. “Todos estamos impactados con lo que pasó, porque la verdad es que imaginamos lo peor, afortunadamente la roca cayó en el motor porque si hubiese caído en la parte del techo probablemente estaríamos lamentando una desgracia mayor, lo más probable era que todos hubiesen muerto”, señaló.

RESPALDO. “Hemos recibido todo el respaldo de la Ministra de Salud, quien estuvo pendiente del niño y mi suegra. Nos han ratificado todo el apoyo necesario para la recuperación. No podemos quejarnos, en realidad están haciendo todo lo posible porque mi suegra se salve”, indicó Wilson.
DAÑOS MATERIALES. En cuanto al vehículo que sufrió el percance, Wilson y su familia aún están desconcertados, pues dicen no saber a qué entidad le correspondería responder por el gran perjuicio material que este siniestro natural generó. “Para nosotros lo más importante es la recuperación de mi suegra pero mi cuñado trabajaba con el automóvil y ahora no sabemos si Panavial o el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, o quizás el Municipio de Quito o quien podrá reponer el daño material, sabemos que fue una causa natural, mas creemos que si había la peligrosidad latente en el sitio no debían dejar que los carros circulen por ahí”, finalizó.