Migrantes siguen viviendo el drama y su emergencia en Imbabura

IBARRA.- Venezuela se convirtió en el segundo país más pobre y con más desigual de Latinoamérica, después de Haití. Expertos comparan sus condiciones de vida y economía con el de las pauperizadas naciones africanas.

 

Empezaron mal.
La población migrante es vulnerable. Y, aunque el Gobierno dijo que la atención hospitalaria durante la emergencia sanitaria no distinguiría nacionalidades, esa no es la realidad ni el único problema de los venezolanos en el país.

En Ecuador, antes de la emergencia sanitaria, el 55% de los venezolanos sentía discriminación, de una pequeña muestra tomada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

 

Situación es peor.
Ahora, su situación ha empeorado.
En general, gran parte de la población del país está teniendo problemas económicos y laborales por la paralización de las actividades.
Pero, esto se agudiza aún más cuando hay un sector irregular, informal y que no tiene cédula ecuatoriana.

 

Al no ser ecuatorianos, por ejemplo, los migrantes venezolanos no tienen acceso a las ayudas sociales que otorga el Gobierno central a las personas y familias en situación de vulnerabilidad por la pandemia, como las canastas de alimentos o los bonos de emergencia.

 

Más estadísticas.
El personal de las asociaciones de venezolanos en Ecuador apunta a la alimentación de la comunidad migrante, como la principal preocupación. La mayoría son personas que vivían del día a día, como comerciantes informales, o en negocios que están temporalmente cerrados.

 

 

La asociación ‘Venezuela en Ecuador’ tiene registradas, hasta el 5 de abril a: 5.500 familias, unas 17.000 personas, en situación de vulnerabilidad. De ellos, 8.500 venezolanos están en situación grave.

 

Ellos también hicieron un registro, con georreferenciación para ubicar a quienes necesitan ayuda. Hasta el 8 de abril, tenían las siguientes cifras: 2.466 familias registradas. 2.882 son niños en condición de vulnerabilidad. 1.139 cabezas de hogar desempleadas. 98% requiere alimentos con carácter de urgencia.