Miduvi entregó vivienda a niño en situación de vulnerabilidad

miduvi

Ibarra.- La emoción invade el rostro de Carmen Celia Pérez. Su vida cambió el 1 de mayo de 2016 cuando un niño más alegró su hogar, Erick, que tenía apenas dos años.

El menor no habla con fluídez, su rostro se inquieta al ver la llegada de tanta gente a su nuevo hogar, vive en medio de una familia numerosa, pero los visitantes no son sus primos.

Drama. Erick nació en Rusia hace cuatro años en medio de una prisión para mujeres en Moscú. Su madre Silvia de 31 años, fue detenida por tráfico de drogas, el estado ruso le emitió una condena de 10 años, de los cuales ya ha pagado casi 5.

Al cumplirse el tiempo de permanencia en el centro carcelario del menor, la madre vió partir a Erick a una casa de acogida.

En esa época Carmen vivía el sufrimiento de no saber nada de su hermana. y denunció a las autoridades que durante 18 meses no sabía de su paradero. Luego de una extensa búsqueda, la Cancillería le informó que Silvia estaba presa en Moscú y que tuvo un hijo que se encontraba desprotegido.

Trámites. El dolor de la mujer, que se dedica a la venta de comida en Aloburo, aumentó, pero ahora iniciaba un nuevo viacrusis para obtener la custodia de Erick.

Un año completo duraron los trámites para que el menor llegue a los brazos de Carmen, pero por su constancia y fe logró viajar al país europeo, donde por fin pudo encontrarse con el menor.

Sueño. Ahora la vida de la mujer ha cambiado. El Estado, a través de un bono, entregó una vivienda a Erick, en donde habitará junto a su tía y 5 primos.

Pero para Carmen el dolor no ha terminado, con lágrimas señala que su hermana tiene dos hijos más, de 7 y 9 años, los que ha buscado incansablemente. Su corazón de madre le dice que están en Colombia y espera poder tenerlos a su lado.

Para Silvia, en cambio, la vida continúa detrás de una fría celda, pero esta Navidad la vivirá diferente, sabiendo que su hijo recibió como regalo una casa.