‘Mi hija Pamela me cuidaba y me daba fuerzas’

pamelaIBARRA. De una revista, Mónica Marlene  Mejía sacó dos fotografías de Pamela Orellana su hija de 19 años de edad, quien murió estrangulada por su novio con el que mantuvo una relación de seis años.

La madre, de 41 años,  derramó sus lágrimas al recordar a su hija. Éste próximo 30 de octubre son siete  meses de la pérdida.

 

Vida. El 1 de marzo pasado, Mónica junto a su familia se mudó de casa; ese día fue desgarrador para la mujer. Ella guardó el uniforme de bastonera y las bandas que utilizó su tercera hija en eventos deportivos.
En su nueva casa ubicada en Chorlaví, Pamela ya tenía su habitación asignada, pero jamás imaginaron que el dormitorio nunca iba a ser ocupado por ella. El cuarto  ahora es de su hermano Santiago, de 25 años.
“Pamela era la consentida de la casa, la protegíamos de todo peligro… pero no imaginé que el peligro entraba a la casa, nunca pensé que su pareja iba a acabar con la vida de mi hija”, acotó.   

Familia. Mónica es madre  de cuatro hijos: Santiago, Steven, Pamela y Kevin. Ella agradece a Dios por darle fortaleza para seguir luchando y superar la pérdida de su hija. La mujer recibe tratamiento psicológico.
En medio de la desesperación busca resignarse a la idea de que su hija ya no está a su lado.  
El pasado 4 de mayo realizaron una misa en memoria de Pamela Orellana.

Objetivo. Uno de los sueños de Pamela era terminar la carrera de Zootecnia; cursaba el primer año en la Universidad Católica. Su familia la recuerda como una joven hogareña.  
La muchacha tenía una perrita a quien llamaba Muñeca.
Declaraciones. “Yo les digo a todas las madres que amen a sus hijos, que todos los días les digan cuánto los aman”, es el mensaje de Mónica a todas las madres en su día.
La afligida mujer visita la tumba de su hija cada fin de mes.

Culpable. Pamela Orellana tuvo una relación sentimental con Santiago Chiluisa por seis años. Él fue acusado y juzgado por haber estrangulado a su pareja. El deportista (judoca) fue sentenciado a 12 años de reclusión mayor por el Tribunal Segundo de Garantías Penales de Imbabura.
Mónica revela que no le guarda rencor a Santiago y le pide que diga la verdad. “Quiero justicia por la muerte de mi hija”, enfatizó.