Los mercados mayoristas de América Latina se digitalizan ante la pandemia

Santiago de Chile, 20 jul (EFE).- El 73 % de los mercados mayoristas de América Latina y el Caribe están usando aplicaciones o plataformas digitales para la comercialización de alimentos como forma de adaptarse a las complicaciones que ha generado la pandemia por coronavirus.

Se trata de uno de los resultados de una encuesta divulgada este lunes y realizada el pasado mes de junio por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Federación Latinoamericana de Mercados de Abastecimiento (FLAMA), que consultó a los mercados por las nuevas formas de comercialización, los principales problemas que les ha provocado la pandemia de la COVID-19 y el rol social que han desarrollado en sus países.

En concreto, la encuesta se aplicó a 64 mercados mayoristas de 15 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, República Dominica, Venezuela y Uruguay.

El 73 % de los mercados mayoristas señalaron que están usando aplicaciones o plataformas digitales para la comercialización de alimentos, mientras que el 50 % de los mercados implementó convenios con empresas de entregas para realizar envíos.

“Las nuevas formas de comercialización son una alternativa para evitar aglomeraciones y abastecer de alimentos a la población en general, y revelan el dinamismo de los mercados en adaptarse a esta coyuntura”, señaló el oficial de Políticas en Sistemas Alimentarios para América Latina y el Caribe de FAO, Joao Intini, según recogió un comunicado de este organismo.

El sondeo reveló también que el 92 % de los mercados mayoristas reportaron una disminución de las compras por parte de hoteles, restaurantes y otros tipos de servicios, mientras que el cierre parcial y las restricciones afectaron al 32 % de los mercados mayoristas y al 22 % de los minoristas.

Además, el 45 % indicó que existe disminución de compra por parte de instituciones públicas.

Por otro lado, en el 72 % de los casos se señaló la presencia de una variación al alza en los precios de algunos productos que se comercializan y el 70 % de los encuestados se mostraron preocupados por la incertidumbre de los mercados debido al contexto económico, social y sanitario de sus respectivos países.

Finalmente, el 52 % dijo verse afectado por la baja de comerciantes y operadores en los mercados y el 42 % señaló que faltan recursos financieros propios para mejorar los niveles de saneamiento.

EL ROL SOCIAL DE LOS MERCADOS MAYORISTAS

La consulta también preguntó por el apoyo que han entregado los mercados mayoristas a la población y el 69 % de los encuestados señalaron que ha realizado donaciones directas a instituciones de ayudas humanitarias y el 56 % hizo donaciones a los bancos de alimentos.

De igual forma, el 42 % de los mercados realizó entregas gratuitas y directas de alimentos a la población.

“El uso de aplicaciones digitales, el envío directo a los hogares y las donaciones de los mercados mayoristas han jugado un papel importante en el freno a la pandemia. Estas políticas no sólo estarán presentes en el contexto actual. Lo más probable es que se mantengan en el tiempo”, señaló Intini.

Con más de 3,4 millones de infectados y cerca de 350.000 muertos, América Latina es actualmente uno de los principales focos mundiales de la pandemia de coronavirus, que llevará al PIB regional a contraerse un histórico 9,1 % en 2020 y elevará la tasa de desempleo hasta el 13,5 %, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Se trata de la peor contracción de la actividad económica desde que se tienen registros y se traducirá en una caída del PIB per cápita regional hasta niveles del 2010, con un desplome del 9,9 %