Menores de edad fueron repatriados desde Colombia

Tulcán. El regreso de Shir-ley, una menor que estuvo desaparecida dos días en Colombia y regresó con sus padres en Quito, no es un caso aislado.

Desaparecidos. Este tipo de hechos, tristemente se han hecho habituales en la zona de frontera. Así lo reconoce Marisol Peñafiel, cónsul de Ecuador en Ipiales.

A través de la agencia diplomática en lo que va del año se ha logrado el regreso de cinco menores con sus familias.

Primer caso. El 14 de febrero dos menores que estaan reportados como desaparecidos fueron entregados a su progenitor.

El personal de la DINASED UIPD, procedió a la localización y recuperación de los menores D.J.L.R. de 5 años de edad y M.E.L.R. de 2 años de edad.

De acuerdo a Peñafiel, a través de la Policía colombiana se encuentra a los menores en calidad de indigencia en los alrededores del terminal terrestre de la ciudad de Ipiales. Los menores de edad fueron trasladados hasta la Comisaría de Familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (CFICBF), asignándoles una casa hogar hasta ser entregados a su padre de origen manabita.

El progenitor llegó hasta el consulado ecuatoriano en la ciudad fronteriza para recibir a sus dos hijos.

Investigación abierta. Pero no todo es felicidad dentro de este caso. La madre de los dos menores Marta Lucía Romero sigue desaparecida. Ella fue abordada por los agentes de policía colombiana, pues llegó hasta Ipiales con sus dos hijos. Una vez entregados a la gendarmería colombiana ella desapareció.

El sábado próximo se cumple un mes y hasta ayer no había señales de la señora. Los protocolos de seguridad se han activado tanto en Nariño como en Carchi para lograr su ubicación.

Segundo caso. Dos menores de 4 y 2 años fueron ubicados en el municipio de Tumaco a 230 kilómetros de Ipiales. Los infantes fueron abandonados por su madre, al momento el CFICBF los tiene protegidos hasta que culminen las gestiones para ser devueltos a su padre. “El protocolo correspondiente está activado. El papá es de Guayaquil, con la coordinación zonal, la secretaria de Derechos Humanos y la Junta de Protección de derechos se está trabajando para el informe correspondiente”, explicó.

En proceso. Otros dos casos que actualmente están en investigación desde el lado colombiano, es el de Joshua Salinas y Carolina Pérez.

El primero se desapareció el 14 de febrero del año pasado en Otavalo. Y de acuerdo a su madre Lili Acosta, su hijo puede estar en Colombia. En el caso de Pérez, se han activado los protocolos de búsqueda.