Mejoran piscina de oxidación

p8f1La rehabilitación de la planta de oxidación es una gran obra que ha realizado la municipalidad ya que en las condiciones que estaba era un atentado a la salud y al medio ambiente, menciona Norman Montalvo, morador de la parroquia de Pablo Arenas.

 

INVERSIÓN. La inversión en esta obra es mínima, pero el beneficio es grande, sostiene el alcalde del cantón Urcuquí, quien recalca que han pasado 30 años para que se atienda este pedido de los moradores de Pablo Arenas, quienes estaban afectados con un foco de infección.
Explica que esta piscina fue construida por el Instituto de Obras Sanitarias. Hoy gracias a los trabajadores de la municipalidad, maquinaria con sus operarios, en cinco semanas de labores y una inversión de 5 mil dólares se ha logrado dar el mantenimiento y recuperar esta planta que en las condiciones en que se encontraba era un atentado a los habitantes y al ambiente.

BUEN VIVIR. Con una mínima inversión se ha logrado una gran obra que dignifica a los habitantes de esta parroquia. Esto es parte del buen vivir, recalca el alcalde, quien dice que es responsabilidad del gobierno municipal dotar de los servicios básicos a la población; alcantarillado, agua potable y tratamiento de la basura. En 45 días de trabajo hemos construido varias obras que mejoran las condiciones de vida de los ciudadanos, recalca el burgomaestre.

RECUPERACIÓN. En la piscina de oxidación de la parroquia de Pablo Arenas, se recolecta el 80% de las aguas servidas. El resto se recolectan en cuatro pozos sépticos ya que debido a la irregularidad del terreno no llega, expresa Diego Chuma, inspector de campo de alcantarillado del gobierno municipal de Urcuquí. Se construyó hace 30 años y nunca le dieron mantenimiento.
La laguna que tiene 50 metros de largo, 20 de ancho y 3 metros cincuenta de profundidad se encontraba colapsada, sostiene el técnico.
TRABAJOS. Con una retroescavadora y la cargadora de la municipalidad se han evacuado alrededor de 800 metros cúbicos de materia orgánica.
El agua rebosaba los bordes, lo que ocasionó la destrucción del cerramiento que también está rehabilitado, explica el funcionario municipal. Destaca que para evitar un nuevo colapso de hoy en adelante se debe realizar el mantenimiento continuó de la piscina de aguas servidas.