Meditación no es obligación

nelson villacisDiscípulo viene de disposición y disciplina según Buda; no quiere decir seguir las normas, las reglas, menos aún los códigos de moral y ética; porque una persona consciente  de sí misma es una persona dispuesta.
Quien es consciente, no roba, no hiere, no mata. La regla de oro de la vida es vivir sin reglas y la única ley que existe es la existencia.


Estar dispuesto, es ser disciplinado con uno mismo; seguir la regla es ir en contra de tu propia naturaleza y consciencia.
Ábrete, no juzgues. Toma consciencia de cada cosa que hagas. Cuando trabajes, labora con mente, cuerpo y espíritu integrados. Cuando bailes, danza entero, no como una marioneta desmembrada.
La meditación cuando es verdadera es hedonista, se basa en disfrutar con placer cada instante.  Nada de obligaciones, tensiones, ni preocupaciones.  Meditar es obrar con la existencia.
Disfruta la vida, no trates de analizarla, ni comprenderla. Ya lo decía Khalil Gibran que: “Quienes nos comprenden nos esclavizan”.
Quien conoce de libros, es erudito. Quien conoce el mundo que lo rodea, es lúcido. Quien se conoce a sí mismo es sabio.
Es menester aprender a barrer nuestros pensamientos, a deshacernos de la basura que poluciona nuestra consciencia.
Hay técnicas para barrer, pero no hay técnicas para meditar.
Cuando hayas aprendido a barrer, a limpiar tu ser es cuando la meditación aparecerá como una flor, su fragancia te inundará  y no tendrás que hacer ningún esfuerzo.

 

Nelson Villacís
nelsonvillacis@hotmail.com